Elecciones en Bolivia: Jeanine Áñez denuncia a Luis Arce y Evo Morales advierte por un “fraude o golpe”

A diez días de las elecciones, el gobierno de facto de Bolivia adelantó que presentará una denuncia contra el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, quien lidera las encuestas de voto. La acusación se extenderá también hacia el presidente depuesto Evo Morales y, según informó un ministro de la autoproclamada presidenta Jeanine Añez, será por el delito de enriquecimiento ilícito. Desde Argentina, Morales advirtió sobre un posible “fraude o golpe” del gobierno para impedir que el partido se imponga en los comicios del 18 de octubre. 

La presentación del viceministro de Transparencia del Gobierno de facto de Bolivia, Guido Melgar, se basa en un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), que detectó supuestos movimientos económicos irregulares por seis millones de pesos bolivianos en 14 años, cuando Arce era ministro de Economía del gobierno de Morales. 

Según la documentación, entre 2011 y 2019 Arce recibió fondos procedentes de seis funcionarios públicos por un total de 310.647 bolivianos (más de 45.000 dólares); 120.000 bolivianos (más de 17.000 dólares) por una “actividad ganadera” y depósitos de varias entidades por valor de 276.343 bolivianos (unos 40.000 dólares).

La vocera del MAS y exministra de Comunicación, Marianela Paco, manifestó que las denuncias contra Arce forman parte de una “guerra sucia”. “Entre febrero y marzo nosotros habíamos anticipado que íbamos a sufrir una serie de ataques de guerra sucia de baja calaña, es parte de ello todo este despliegue. A todas las acusaciones, ésta es una más y se atenderá en la vía que corresponda”, dijo Paco. 

La denuncia se dio a conocer un día después de las protestas de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) y otras plataformas ciudadanas en Sucre en puertas del Ministerio Público, para exigir la renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa, porque consideran que obstaculiza las denuncias formuladas contra dirigentes del MAS.

Arce alertó sobre las acciones llevadas a cabo por “grupos radicales de derecha” para impedir los comicios electorales.

“Denunciamos al pueblo boliviano que nuevamente se activan los ataques de grupos radicales de derecha contra instituciones del Estado. Con violencia y amenazas de quemar la Fiscalía General en #Sucre pretenden iniciar el caos en #Bolivia y evitar las #EleccionesBolivia2020”, tuiteó.

Por su parte, el secretario general del Ministerio Público, Edwin Quispe, informó hoy que, ante los incidentes registrados ayer en la ciudad de Sucre, se iniciará un proceso por la vía penal por los daños ocasionados y calificó a la resistencia cochala como “un grupo delincuencial”.

De acuerdo con miembros de la RJC, la renuncia de Lanchipa allanaría el camino para cancelar la personería jurídica del MAS y cambiar el curso de las elecciones del 18 de octubre, en que esa fuerza política sale como favorita.

Morales advierte por un “golpe o fraude”

En ese contexto, Morales denunció que Áñez está buscando impedir el triunfo de Arce en las elecciones mediante un “golpe o fraude”.

“Saben que vamos a ganar las elecciones y la oposición buscará evitar el triunfo de Arce por golpe o fraude”, sentenció Morales en un encuentro virtual con la prensa en Buenos Aires, donde permanece refugiado desde diciembre. “Si ganamos por poco van a desconocer los resultados y la única forma de evitarlo es ganar ampliamente”, advirtió.

Arce encabeza las encuestas de intención de voto de la fundación católica Jubileo con el 29,2%, seguido por el expresidente de centro Carlos Mesa (19%) y el líder civil regional derechista Luis Fernando Camacho (10,4%).