Elecciones en Bolivia: desinformación, cambio de sedes y miles de inhabilitados para votar desde Argentina

A días de las elecciones en Bolivia, la comunidad boliviana de Argentina denuncia que aún no está clara la información sobre los lugares habilitados para votar ya que a último momento el órgano electoral cambió los padrones de electores y recintos destinados a tal fin. Reclaman que el Tribunal Superior Electoral boliviano actualice dicha información urgente para poder ejercer su derecho al voto. “Hay una clara intencionalidad del gobierno para obstaculizar las elecciones, están confundiendo a la población”, se quejaron.

En Argentina viven alrededor de 142.500 bolivianos y bolivianas que están habilitados para votar en las próximas elecciones del 18 de octubre; representan casi el 2 por ciento del padrón electoral de Bolivia. Pero este derecho está a punto de ser vulnerado porque el gobierno boliviano cambió en los últimos días los listados donde figuraban los recintos electorales e inhabilitó de un porrazo, y por fuera del calendario electoral, a más de 20.000 electores que ya no podrán ejercer su voto. 

El propio Evo Morales manifestó su preocupación por el cambio repentino y denunció que las irregularidades ponen en riesgo la participación de la comunidad boliviana que reside en el país. “El derecho al voto de la comunidad boliviana en Argentina, en riesgo de ser violado por el Tribunal Superior Electoral de Bolivia que envió lista de recintos electorales con cambios de última hora y errores que han dejado a ciudadanos sin lugar donde votar. Y hay más irregularidades registradas”, denunció el expresidente desde su cuenta de Twitter.

Cambio de recintos y desinformación

Desde el espacio Generación Evo Argentina denunciaron que el 12 de octubre el órgano electoral boliviano publicó un primer listado con los recintos habilitados para votar en el exterior donde figuraban los de Argentina. Ese primer listado, según pudieron confirmar, fue publicado con errores e inconsistencias. 

“Tenía errores ortográficos y direcciones que no correspondían con las escuelas mencionadas. Algunos recintos no contaban con la habilitación de Argentina para ser sedes electorales y otros que solían aparecer ya no estaban y nadie explicaba dónde votaban esos electores”, explicó Leandro Ruiz, de Generación Evo. 

Después de los reclamos, ese mismo 12 de octubre a la tarde, el TSE boliviano publicó un nuevo listado que supuestamente corregía los errores presentados en el primero. Pero esto no fue así. “Hay recintos que se desdoblaron por el protocolo sanitario por covid-19 pero la información no es clara y no sabemos a dónde se desdoblaron, en qué otra escuela va a votar esa gente”, agregó Ruiz. 

Según explicó el dirigente, la aplicación y la web Yo Participo, donde la ciudadanía boliviana puede chequear dónde votar no fue actualizada con respecto a los últimos listados publicados por el TSE por lo tanto la información difiere y genera mayor confusión. “Nadie puede corroborar dónde votar. Esta desinformación vulnera el derecho a la libre elección”, opinó y agregó que desde su espacio consideran que la manipulación de los padrones y cambios repentinos de sedes es una maniobra del gobierno boliviano para desincentivar el voto.

Miles de inhabilitados de un día para el otro  

La otra irregularidad que denunciaron desde la colectividad boliviana en Argentina es la cantidad de electores que fueron inhabilitados, por fuera de las fechas estipuladas en el calendario electoral, y que no pudieron iniciar ningún tipo de reclamo.

Según explicó Ruiz, el calendario electoral marcaba el 15 de marzo como fecha límite para presentar el padrón de inhabilitados. Ese día, el TSE boliviano publicó un archivo en donde figuraban alrededor de 100 residentes argentinos sin habilitación para votar. Sin embargo, el 5 de septiembre el órgano electoral volvió a publicar un archivo, esta vez con miles de páginas y más de 20.000 inhabilitados en Argentina. 

“Dieron un plazo de tres días para hacer el reclamo, que debía hacerse de manera virtual. Lo hicieron desconociendo o aprovechando que hay una brecha tecnológica entre la comunidad boliviana con el uso de las nuevas tecnologías, que no permite que todos puedan acceder”, explicó el dirigente de Generación Evo. 

Según Ruiz, el gobierno boliviano explicó que los inhabilitados fueron excluidos del padrón porque no participaron en las últimas dos elecciones, algo que se hace en Bolivia porque el voto es obligatorio. “El voto en el exterior no es obligatorio como lo es en Bolivia, por lo tanto no deben existir sanciones”, agregó Ruiz.

“Hay una clara intencionalidad del gobierno de facto boliviano para obstaculizar las elecciones libres. Primero postergaron todas las veces que pudieron, aunque de manera inconstitucional, las elecciones. Luego intentaron inhabilitar a los candidatos del MAS. Después dijeron que no van a permitir que el Movimiento Al Socialismo vuelva al gobierno y que en tal caso no reconocerían la victoria”, concluyó el dirigente.