El yararavirus brasileño, el nuevo desafío de los científicos

Un “virus misterioso”, descubierto en las amebas del lago artificial Pampulha en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, inquieta a los científicos de todo el mundo. El virus, que no es nocivo para los seres humanos, no tiene genes reconocibles. Sólo el 10 por ciento de su genética había sido identificada en estudios virales anteriores.

El llamado Yaravirus, denominado en honor a Yara o Iara, una figura de la reina del agua en la mitología brasileña, es considerablemente más pequeño que los que generalmente se sabe que infectan las amebas.

El descubrimiento fue publicado esta semana en el portal sobre ciencias biológicas bioRxiv por los investigadores Bernard La Scola, de la Universidad Aix-Marseille de Francia, y Jonatas Abrahao, de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) de Brasil. Allí, el equipo de científico describe al agente infeccioso como «un nuevo linaje de virus amebal con un origen y filogenia desconcertantes».

Fuentes del Laboratorio de Virus del Instituto de Ciencias Biológicas de la UFMG señalaron que el protozoario “no representa riesgos” para el ser humano porque “no infecta ningún tipo de vertebrados”, como el hombre. Asimismo, Según los investigadores, el virus es exclusivo de las amebas que están en lagunas, ríos, estanques y hasta en piscinas y en los sistemas de acueducto.

El material genético desconocido, que representa un 90 por ciento del virus, tendrá que ser estudiado en detalle para descubrir su utilidad para la ciencia, aunque los responsables del descubrimiento no saben si podrán continuar con la investigación por los recortes del presidente Jair Bolsonaro al sector. Por eso, ellos buscan ahora el apoyo de otras instituciones públicas, incluso del exterior, y privadas para dar continuidad al estudio.