El video en el que Bolsonaro pregunta cuánto cuesta designar un juez en la Corte

En medio de sus disputas con la Corte y en el marco de la investigación sobre su gestión de la pandemia, el presidente Jair Bolsonaro preguntó abiertamente en una entrevista cuánto vale la desginación de un juez del Supremo Tribunal Federal, sin saber que estaba siendo grabado. El mandatario es cuestionado precisamente por sus nombramientos en el máximo tribunal, que luego deben ser aprobados por ambas cámaras del Congreso, con el que mantiene una puja por este tema. 

Sin saber que estaba siendo filmado antes de una entrevista caótica que mantuvo con el nuevo canal de noticias de la ultraderecha Jovem Pan, Bolsonaro dijo a sus asesores: “Presten atención: ¿Cuánto creen que vale un puesto para el Supremo Tribun…?”. El mandatario se frenó cuando notó que sus propias redes sociales lo estaban transmitiendo en vivo.

Con la frase, el mandatario deslizó la posibilidad de que existe algún tipo de corrupción en el proceso de selección de los jueces de la Corte. 

El mandatario sufre un bloqueo en el Senado para poder aprobar la designación de su exministro de Justicia André Mendonca, un pastor presbiteriano que es una de las banderas de su gestión. Este es el segundo nombramiento de Bolsonaro a un puesto en la Corte Suprema: en 2020, los senadores aprobaron el nombre de Kassio Nunes Marques para cubrir la vacante del exjuez Celso de Mello.

“¿Eso está grabando?”, preguntó, y comenzó a cambiar el tema para afirmar que si en 2018 hubiera ganado Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), las elecciones, actualmente el país estaría en confinamiento contra la pandemia.

Entre los comentarios realizados en forma privada Bolsonaro también citó que una forma de corrupción es pedir un par de zapatos a alguien y que en la caja en lugar de calzado “aparezcan billetes verdes”. 

Estas declaraciones fueron realizadas en el intervalo de la entrevista con el nuevo canal de televisión por cable Jovem Pan, que adhiere al bolsonarismo más extremo.

Uno de los integrantes de la mesa del medio es el humorista e imitador André Marinho, hijo del magnate Paulo Marinho, quien en 2018 cedió su mansión como sede de la campaña de Bolsonaro y luego rompió relaciones.

El humorista le preguntó por los desvíos de fondos públicos por los que es investigado el senador Flavio Bolsonaro, hijo mayor del presidente. “Marinho, yo soy el presidente y respondo por mis actos”, dijo Bolsonaro que, enojado, se levantó de la mesa y abandonó la entrevista que estaba siendo transmitida en forma virtual.