El Senado de Chile aprobó el matrimonio igualitario

El Senado de Chile dio media sanción a proyecto de matrimonio igualitario, en otro paso hacia la igualdad de derechos. Ahora se espera que la iniciativa, que además permitirá que la adopción y filiación paternal de hijos sea garantizada para parejas del mismo sexo, avance también en la Cámara de Diputados hacia su sanción definitiva. 

En concreto, el proyecto establece que en el Código Civil se pase a describir al matrimonio como un contrato entre “dos personas”, sin aludir al género. Además, se reemplazarán términos como “marido”, “mujer” y “padres” por expresiones neutras.

Durante la jornada legislativa la sala votó en dos instancias: en primer lugar se agruparon los artículo que regulan el matrimonio igualitario, que fueron aprobados con 28 votos a favor y 14 en contra, y, posteriormente, los legisladores votaron sobre las normas de filiación.

En la segunda votación, se aprobó con 29 votos a favor y 14 en contra el reconocimiento de la calidad de progenitores, y consecuentemente la relación de filiación, para las parejas de un mismo sexo.

“Amor”, “libertad, “igualdad” o “tolerancia” fueron conceptos que se repitieron entre los senadores, quienes en su mayoría valoraron de forma positiva este paso adelante en los derechos civiles en Chile, un país que recién en 2004 adoptó una ley de divorcio y en 2015 estableció el aborto terapéutico.

“Queremos avanzar a un país que se juegue con otros valores, que avance en justicia y en erradicar toda forma de discriminación”, afirmó la presidenta de la Cámara Alta, la senadora de la Democracia Cristiana Yasna Provoste, quien votó a favor del proyecto.

La iniciativa reconoce además la validez en Chile de los matrimonios celebrados legalmente el extranjero entre personas del mismo sexo, establece las reglas que deberán seguirse para la determinación del orden de los apellidos con los cuales se inscribirá al primer hijo de dos personas de un mismo sexo y permite la adopción de hijos por parte estas parejas.

De aprobarse también en la Cámara baja, Chile se convertirá en el octavo país de Latinoamérica en legalizar el matrimonio igualitario. 

El proyecto se transformó en los últimos años en una de las mayores luchas de los colectivos LGTBI en Chile, donde los homosexuales solo pueden unirse desde 2015 bajo la figura del Acuerdo de Unión Civil (AUC), que no reconoce derechos filiativos.

“Estamos lo más cerca que hemos estado en la historia de Chile de la igualdad familiar para las parejas del mismo sexo. Hoy celebramos un paso más hacia una victoria rotunda para toda la sociedad”, dijo la directora ejecutiva de la Fundación Iguales, Isabel Amor.

El proyecto se presentó en 2017, durante el segundo mandato de la expresidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018), y estuvo cajoneado más de cuatro años durante el gobierno de Sebastián Piñera, quien recientemente cambió su discurso al respecto. 

Hace pocas semanas, el presidente conservador anunció que impulsaría el proyecto y que no lo vetaría en caso de que se sancione, a pesar de que este miércoles la mayoría de los senadores oficialistas se opusieron a la ley,

“Ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario”, dijo Piñera en la presentación del informe de su gestión ante el Congreso el 1 de junio pasado, en un anuncio que sorprendió a toda su coalición, con la que no lo había conversado previamente.

Según un sondeo reciente de Ipsos, el 65 % de los chilenos cree que se debería permitir el matrimonio igualitario, lo que coloca a Chile como el segundo país latinoamericano con mayor respaldo, solo por detrás de Argentina (73 %), el primer país de la región en legalizarlo en 2010.