El Salvador prorrogó por 30 días más el régimen de excepción

La Asamblea Legislativa de El Salvador prorrogó por un mes el régimen de excepción decretado el 27 de marzo para contener la violencia homicida de las pandillas, que suspende derechos y garantías constitucionales y le otorga poder para actuar discrecionalmente a las fuerzas de seguridad. Lo hizo a pedido del presidente Nayib Bukele.

«Con 67 votos a favor queda aprobada la prolongación del decreto legislativo 333 que contiene régimen de excepción», declaró el presidente del parlamento, Ernesto Castro.

El nuevo decreto legislativo consigna que «persisten las condiciones de seguridad que demandan de manera urgente la prolongación del régimen de excepción por continuar las circunstancias que lo motivaron».

Detenidos en el régimen de excepción

El primer mes de régimen de excepción, que vence el lunes, las autoridades detuvieron sin orden judicial a 16.000 personas, sólo por el hecho de considerarlas miembro de las pandillas.

La medida restringe también la libertad de asociación, el derecho a la defensa, amplía el plazo de las detenciones mientras se investiga y faculta intervenir las comunicaciones.

El gobierno de Bukele informó que se construirán nuevas cárceles para encerrar a los miles de nuevos detenidos.

A pedido de Bukele, el Congreso, controlado por el oficialismo, también aprobó una reforma para castigar con hasta 45 años de prisión a los miembros de las pandillas. «Más de 16.000 terroristas sacados de las calles, en solo 29 días. Seguimos Guerra Contra Pandillas», destacó el mandatario en Twitter.

La policía informó que el sábado capturó a 590 pandilleros y desde el inicio de la ofensiva, el 26 de marzo, acumula 16.053 detenidos, una cifra sin precedentes en los últimos 30 años en este país centroamericano.