El Salvador perdió más de la mitad del valor de sus reservas en Bitcoins

Las reservas de El Salvador en la criptomoneda Bitcoin perdieron la mitad de su valor esta semana. El 8 de junio del año pasado, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en aprobar una ley para convertir al Bitcoin en moneda de curso legal.

En total, el gobierno compró más de 2.000 Bitcoins por el equivalente a 103 millones de dólares, según informaron el periódico salvadoreño La Prensa Gráfica y el medio internacional especializado en finanzas, Bloomberg. Con la reciente baja del valor de la moneda virtual, el valor de las reservas de El Salvador es ahora de 52 millones de dólares, lo que supone una perdida del 50,6%.

Aun así, se desconoce con certeza el total de Bitcoins que adquirió el gobierno, ya que las compras solo son anunciadas a través de la cuenta de Twitter personal del presidente Nayib Bukele. La última compra fue el 9 de mayo, cuando invirtió 15 millones de dólares de fondos públicos para comprar 500 Bitcoin.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aseguró que el país “no ha tenido pérdidas”, porque no ha vendido las monedas. “Cuando dicen que el riesgo fiscal en El Salvador por el Bitcoin es altísimo, a mí lo único que hace es darme risa y creo que a cualquier economista serio debería de provocarle lo mismo, porque de verdad es un análisis sumamente superficial y hablan solo desde la ignorancia”, criticó el ministro en declaraciones a la cadena alemana Deutsche Welle.

La divisa digital continúa en un descenso constante desde noviembre de 2021. Esta semana, la plataforma CoinDesk informó que la criptomoneda más conocida se desplomó 10% y que cotiza en los 25.000 dólares, su valor más bajo en 18 meses. A su vez, la moneda Ethereum también ha perdido valor esta semana alcanzando los 1.238 dólares, su nivel más bajo en 14 meses.

En enero de este año Bukele celebró: “Lo que ha sido denominado por organismos internacionales como ‘el experimento Bitcoin’, no es más que el mundo observando cómo la adopción masiva cambia la economía de un país”, indicó en redes sociales.

Tras el anuncio de la medida a mediados de 2021, el Fondo Monetario Internacional (FMI), planteó que el gobierno debería realizar un “análisis muy cuidadoso” de la adopción del Bitcoin. “Lo que hemos dicho en el pasado, en general, es que los criptoactivos pueden presentar riesgos significativos. Las medidas regulatorias efectivas son cruciales para abordarlos”, señaló Gerry Rice, portavoz del FMI.