El quechua conquistó el espacio académico y la ONU lo celebró

El organismo de Naciones Unidos celebró la primera tesis doctoral escrita en el idioma indígena en 468 años de vida académica en Perú. El quechua, una lengua hablada en Argentina y otros seis países por más de 10 millones de personas, había sido “relegado” en los ámbitos de estudio por considerarlo un idioma “ágrafo o incluso folclórico”, según destacó la ONU.

Roxana Quispe Collantes presentó en octubre del año pasado una propuesta de análisis de textos literarios en quechua que revisa el poemario Yawar, una palabra que significa “lluvia de sangre”, del autor cusqueño Andrés Alencastre Gutiérrez, que plantea tener en cuenta las tradiciones culturales y de escritura de la lengua originaria.

Curiosamente, su investigación fue presentada en el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. “Mi sueño era que la lengua originaria quechua entrara a la academia, a las investigaciones científicas porque es mi identidad y se puede demostrar que no es menos que otras lenguas“, afirmó Collantes.

La elaboración del trabajo fue un proceso que le tomó más de siete años a Quispe Collantes.

Finalmente, obtuvo el doctorado en literatura peruana y latinoamericana con los máximos honores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima, capital peruana.

Es un logro bastante significativo, bastante grande para las comunidades indígenas, para mis comunidades, para quien me heredó la lengua, quien me enseñó a hablar quechua desde mis primeros pasos, justamente en este año, que se volvió a hablar de manera positiva de nuestra lengua originaria”, resaltó la profesional.