El PT recurrirá a la ONU y apelará la impugnación de Lula

El Partido de los Trabajadores acudirá a la ONU y presentará un recurso en el Supremo Tribunal Federal para que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva pueda ser electo a la presidencia en octubre, luego de que la justicia electoral invalidara la candidatura del líder del PT, favorito en las encuestas a un mes de los comicios. El anuncio lo hizo Fernando Haddad, ex alcalde de San Pablo y vice en la fórmula que encabezaba el ex mandatario.

“Conforme a lo anunciado el sábado por el Partido de los Trabajadores y por nuestra presidenta, Gleisi Hoffmann, nuestra intención es apelar la decisión”, destacó Haddad a cuatro días de que la Justicia aplicara sobre el ex presidente la ley de Ficha Limpia, que impide a un condenado en segunda instancia presentarse a cargos electorales. Lula, de 72 años, está preso desde abril en la prisión Curitiba con una pena de 12 años por una causa de corrupción que aún no tiene condena firme.

El PT ya había prometido “luchar por todos los medios” después del fallo, al afirmar que defenderían a Lula “en las calles, junto al pueblo, porque es el candidato de la esperanza”. Haddad explicó que, tras haberle presentado al ex mandatario todas las posibilidades jurídicas, Lula decidió en primer lugar “pedir a la ONU que se manifieste sobre la decisión de las autoridades electorales brasileñas en relación a la declaración del organismo de que su candidatura fuese registrada por el Tribunal Superior Electoral (TSE)” y por otro lado “hacer una petición al Supremo Tribunal Federal”.

El ex alcalde de San Pablo visitó ayer, durante dos horas, al ex mandatario en la superintendencia de la Policía Federal, “No pensamos que Brasil iba a contradecir una determinación de un organismo internacional. Vamos a tomar todas las medidas para que el pueblo pueda elegir al próximo presidente de la República sin los artificios que están siendo desplegados para sacar a Lula de la carrera presidencial”, siguió Haddad.

A mediados de agosto, el comité de Derechos Humanos de la ONU aseguró que Brasil debe permitir al ex presidente que pueda ejercer sus derechos políticos y no sea descalificado de la elección de octubre, ya que su apelación está en trámite. El Comité había reclamado al gobierno de Michel Temer tomar “todas las medidas necesarias para asegurar que Lula pueda ejercer mientras está en prisión sus derechos políticos como candidato en la elección presidencial 2018″.

A pesar de liderar las encuestas en todos los escenarios electorales con aproximadamente el 40 por ciento de las preferencias, el sábado a la madrugada el TSE prohibió la candidatura de Lula a la presidencia de Brasil. También prohibió la emisión de una publicidad radial del PT en la que el ex presidente aparecía como candidato. El TSE determinó que la publicidad, que ya fue emitida el sábado en diferentes frecuencias de radio del país, no vuelva a salir al aire. Además, fijó una multa de 500.000 reales (aproximadamente 120.000 dólares) por cada emisión que no tome en cuenta la prohibición por parte de la Justicia de la candidatura de Lula.

“Son muchas las plataformas que tenemos para ajustar (Radio, TV, Internet), pero el grueso de los spots ya esta ajustado”, dijo al respecto Haddad ayer en su intervención tras la reunión con Lula. Los spots que habían sido grabados por el PT fueron editados para que Lula aparezca dentro del 25% del tiempo que está permitido por la ley electoral y no se dice que el ex mandatario es el candidato a la presidencia. El objetivo, entonces, es mantener a Lula destacado, pero sólo en la condición de ex presidente que servirá de referencia para una posible nueva gestión del PT.