El presidente logró aprobar el paquete de reformas

El presidente Martín Vizcarra consiguió el aval del Congreso a sus propuestas de reformas constitucionales destinadas a combatir la corrupción. El parlamento peruano dominado por la oposición fujimorista concedió este miércoles un voto de confianza al gobierno, desactivándose el riesgo de un choque de poderes que habría causado una crisis política.

El Congreso aprobó el voto de confianza por 82 votos contra 22 (y 14 abstenciones), tras una sesión de 12 horas a la que asistió al comienzo el primer ministro, César Villanueva, y los otros 17 ministros del gabinete de Vizcarra.

La reforma judicial fue aprobada por unanimidad y la cámara baja se comprometió a aprobar las restantes antes del 4 de octubre para que sean sometidas a referéndum el 9 de diciembre, como quiere el mandatario. Éstas son la prohibición de la reelección de legisladores, la restitución de la bicameralidad del Congreso y la regulación del financiamiento de los partidos políticos. Los analistas estiman que la prohibición de reelección es la reforma más resistida por los legisladores.

Se esperaba que el Congreso diera este paso, porque en caso contrario se habría gestado un choque de poderes que podía conducir a que Vizcarra disolviera el Congreso y convocara a nuevos comicios legislativos. Esto no convenía a la oposición, cuyo prestigio ante la ciudadanía se ha deteriorado, según encuestas.