El presidente de Perú propuso la castración química para violadores

El gobierno de Perú anunció que evalúa medidas drásticas como la aplicación de la castración química obligatoria para los violadores de menores de edad, adolescentes y mujeres. La propuesta fue realizada por el propio presidente luego de que el país se viera conmocionado por la violación a una niña de 3 años. La medida, sin embargo, fue criticada por la Defensoría y organismos de derechos humanos.

«Basta ya de tanta violencia, los crímenes de violencia sexual contra los niños no serán tolerados por este gobierno, ni quedarán impunes. El dolor de esta familia también es el nuestro, me siento indignado ante tanta crueldad”, dijo Castillo a la prensa.

El mandatario realizó esta propuesta luego del caso de secuestro y violación de una niña de tres años ocurrido esta semana en la ciudad norteña de Chiclayo, en la región Lambayeque.

«Este hecho atroz e inhumano nos lleva a una enorme reflexión como país para adoptar políticas públicas de Estado más severas que salvaguarden los derechos humanos de los más indefensos que son nuestros niños, y la castración química es una opción, no podemos esperar más«, indicó.

El mandatario manifestó que la viabilidad de esta medida deberá ser incluida en el Código Penal y que se necesitará de la aprobación del Congreso para su legalidad, tal como ocurrió en países como Rusia, Polonia, Corea del Sur, Indonesia y Moldavia, donde ya se aplica, así como en algunos estados de Estados Unidos.

«Exhortamos al Congreso a respaldar medidas concretas en favor de los más vulnerables, porque no podemos seguir tolerando estos violentos hechos que dañan nuestra integridad como sociedad y destruyen la vida de indefensos”, agregó.

Qué es la castración química

La castración química consiste en administrar medicamentos que reducen la libido e inhiben el deseo sexual. Se aplica como un método de prevención contra las agresiones sexuales, y también como castigo para los que cometen crímenes de esta índole.

Lima y otras ciudades peruanas fueron escenario los últimos días de marchas de protesta para exigir justicia por la niña de tres años que fue secuestrada y agredida sexualmente por un hombre de 48 años, que se encuentra actualmente en prisión preventiva.

Según el Ministerio de la Mujer, más de 21.000 menores de edad fueron víctimas de violación en los últimos cuatro años. En 2021 se registraron 6.929 casos.

En Perú se condena con cadena perpetua a los violadores de menores de 14 años.

Críticas a la medida

La Defensoría del Pueblo consideró que la castración química “es una medida ineficiente como método preventivo contra los delitos contra la libertad sexual”, afirmó la vocera del organismo, Matilde Cobeña.
“Ya tenemos las máximas penas en Perú, tenemos cadena perpetua como pena”, recordó la funcionaria y preguntó: “¿Esto ha disuadido a los agresores? ¿Esto ha ayudado a reducir la violencia hacia la niñez y la adolescencia?”

Cobeña aseguró que “no existe evidencia” de que la castración química pueda contribuir a reducir la incidencia de esa clase de delitos contra niños y adolescentes, y llamó a las autoridades a concentrarse “en adoptar medidas para prevenir la violencia” y a “dar las herramientas adecuadas de educación para que ningún niño, ninguna niña pueda ser violentado”.

“Concentrarnos en el debate penal sobre la castración química, además, va a traer consecuencias legales a Perú por contravenir los tratados internacionales de derechos humanos en los cuales se ha comprometido a cumplir ciertas obligaciones”, agregó.

En mayo de 2018, el pleno del Congreso aprobó en primera votación una reforma del Código Penal que postulaba aplicar cadena perpetua a violadores de menores de 14 años.