El partido de la FARC cambia su nombre: se convierte en el Partido Comunes

La exguerrilla FARC enterró su sigla en la política y de ahora en adelante pasará a ser el Partido Comunes, anunció este domingo la agrupación tras celebrar su segunda asamblea desde que firmó la paz en 2016. Los excombatientes decidieron dejar atrás el acrónimo de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, ante el daño que causaron a su proyección política las disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que mantienen el nombre de FARC.

“Compartimos la lectura de que el nombre de las FARC genera resistencia en múltiples sectores de la sociedad colombiana, por eso decidimos que nuestro nombre es Comunes”, declaró Fancy Orrego, integrante de la dirección del partido, al término de la asamblea en Medellín.

El evento contó con la participación de unos pocos delegados debido a las restricciones por la pandemia y en medio de fracturas dentro de la organización.

Resistido por un ala de la antigua guerrilla, el jefe del Partido Comunes, Rodrigo Londoño, reconoció días atrás que la sigla FARC evoca “la guerra” y “el dolor” que dejó más de medio siglo de levantamiento armado con millones de víctimas de por medio entre muertos, desaparecidos y desplazados. 

Pero este domingo, el último comandante de la guerrilla cargó contra el gobierno del presidente Iván Duque, opositor del acuerdo de paz firmado por su antecesor, Juan Manuel Santos. La implementación del pacto “es víctima de una simulación infame y tramposa” y “se ha venido dilatando y frustrando por la falta de voluntad política del Estado, de este gobierno, y de quienes quieren perpetuar la guerra”, dijo.

Londoño, conocido como Timochenko durante el conflicto, precisó que el partido decidió conservar el símbolo de la rosa en su logotipo.