El Parlasur ya no tendrá elecciones directas de sus miembros

Los países que integran el Mercosur acordaron suspender la elección de miembros del parlamento del bloque por el voto directo, que ahora serán sustituidos por parlamentarios nacionales. La decisión, que fue anunciada por el gobierno paraguayo, también cuenta con el visto bueno de Argentina, Brasil y Uruguay. Los diputados actuales cumplirán su mandato, pero los próximos serán designados por el Congreso nacional de cada país.

«Vamos a ahorrar unos 4.000.000 de dólares por año», celebró el canciller paraguayo, Luis Castiglioni, en conferencia de prensa, luego de que el presidente Mario Abdo comunicara la noticia por Twitter, alegando que la medida se tomó “con miras a una mejor disposición del dinero”.

El Mercosur había establecido que los representantes de todos los países que conforman su Parlamento debían ser elegidos por voto directo en elecciones simultáneas a partir de 2020. Sin embargo, solo Argentina y Paraguay cumplían con esa normativa. Brasil y Uruguay enviaban representantes de sus propios parlamentos a la sede situada en Montevideo.

En concreto, los países decidieron modificar el actual Protocolo Constitutivo del Parlamento del Mercosur, para permitir la nueva forma electoral. EL objetivo, supuestamente, es dotar al Parlamento del bloque de mayor poder de decisión sobre las legislaciones nacionales, ya que actualmente es un ente «declarativo», según Castiglioni.

Uno de los impulsores del cambio fue el presidente argentino Mauricio Macri, quien en la apertura del año legislativo le había pedido al Congreso que derogara la ley que obliga a renovar el mandato de los legisladores argentinos en el Parlasur a través de elecciones.

Su propuesta, calcada a la actual, consistía en que fueran «los mismos diputados y senadores» quienes definan a los representantes de ese bloque. “Cuesta una fortuna mantener el gasto innecesario que significa generar un nuevo cuerpo de representantes en el Parlasur en cada elección”, afirmó Macri, había dicho por entonces.

El supuesto “ahorro” por la eliminación de los comicios será destinado a la creación de infraestructura, logística y gastos del ámbito social como salud y educación, explicó el canciller paraguayo, quien agregó que la suspensión será hasta que se perfeccione el protocolo del Parlasur.

Castiglioni dijo que los legisladores paraguayos en el Parlasur, elegidos en las pasadas elecciones generales de abril del 2018, «cumplirán con su mandato, por un derecho adquirido», pero «en 2023 ya no habrá convocatoria para elegir a los que ocuparán esos escaños».