El Papa trae la Paz

Ecuador

La visita del Papa Francisco, el Pontífice que está revolucionando la iglesia Católica con su mensaje de equidad y justicia social, es más que bienvenida en un Ecuador convulsionado por los conflictos políticos. Su rezo es fundamental en este momento, para que ilumine a políticos, gobernantes y élites. Es muy probable que su llegada fomente un diálogo fructífero para el país.

Luis Rosero- El Telégrafo (Ecuador) 

Por segunda vez visita un Papa al país, pero ahora se trata de un Pontífice diferente. En un mundo, con algunas guerras, con problemas de pobreza, inequidad, graves desequilibrios ambientales, concentración de la riqueza, políticas neoliberales que causan crisis humanitarias, etc. se alza su voz valiente para dar un mensaje de esperanza al mundo.

Actualmente la Iglesia Católica enfrenta problemas como los sacerdotes pederastas, corrupción en el Banco del Vaticano, el avance de otras religiones que disminuye los fieles católicos, estructuras tradicionales del Vaticano, etc. El Papa ha respondido con tribunales para dichos curas, reformas al banco y al statu quo, se ha acercado y tratado a otras corrientes religiones como la Iglesia protestante, Iglesia Ortodoxa, apoyó la beatificación del monseñor Romero, etc. Con su conducta de humildad, cercanía a los fieles, pragmatismo espiritual, rechazo al lujo, y planteando una posición firme, el Papa se ha convertido en una figura mundial que nos brinda la esperanza de una lucha por un mundo mejor.

En su encíclica Laudato Si sobre el cuidado de la casa común, ha puesto el dedo en la llaga sobre el grave deterioro ambiental en la tierra acusando al modelo de crecimiento de los países desarrollados y al consumismo como factores provocadores de la crisis ecológica y hace un llamado a la unión de todos y que participemos en un diálogo para salvar al planeta de su destrucción. Es un mensaje valiente y esperanzador que invita a luchar por el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente

” Por segunda vez visita un Papa al país, pero ahora se trata de un Pontífice diferente. En un mundo, con algunas guerras, con problemas de pobreza, inequidad, graves desequilibrios ambientales, concentración de la riqueza, políticas neoliberales que causan crisis humanitarias, etc. se alza su voz valiente para dar un mensaje de esperanza al mundo “

Hay un mundo convulsionado, con crisis económica, social, ambiental y espiritual donde los más poderosos defienden sus intereses afectando a las mayorías. Con su actitud y lucha el Papa nos da una guía y aliento para tomar acciones colectivas que permitan enfrentar los problemas mundiales sobre todo de equidad y justicia social.

Justo nos visita en un momento en que nuestro país se encuentra en una situación de conflictos políticos. Si bien se ha avanzado en cuanto a mejoras de las condiciones de vida por la política social aplicada, que ha permitido sacar de la pobreza a millones de gente, dichos conflictos esconden una batalla de grupos corporativos que defienden sus intereses alejándose del bien común y los objetivos nacionales. En la práctica, se defienden 2 modelos de país. Uno del gobierno y otro de las élites y poder real.

Papa Francisco, da tu bendición que ilumine a políticos, gobernantes y élites para que participen en un diálogo fructífero y acuerden una agenda que permita encontrar el camino para un país más productivo, equitativo y que mejore las condiciones de vida la población, dar oportunidades a la gente, reducir la pobreza y buscar mecanismos para la redistribución del ingreso y de la riqueza. Centroamérica vivió una lucha interna por la concentración de esta, ahora toca a poderosos y gobernantes establecer una alianza para mayor equidad e inclusión social.  Bendícenos, reza, para que todos practiquemos una vida cristiana y seamos solidarios con nuestros hermanos

 

Leer el artículo aquí