En búsqueda de la paz completa

Colombia 
Especial

El comienzo de las negociaciones del gobierno con el Ejército de Liberación Nacional podría ser la pieza fundamental para reimpulsar el proceso de paz con las Farc, o condenarlo a su ruina definitiva. La historia de esta fuerza contrainsurgente, las particularidades que la diferencian del resto y los puntos centrales sobre los cuales girarán las próximas conversaciones.

Juanita León- La Silla Vacía (Colombia) 

El gobierno de Juan Manuel Santos y el Eln anunciaron que finalmente arrancará su proceso de paz a finales de este mes. Un anuncio sorpresivo que si funciona ayudaría no solo a remover otra razón por la que ganó el No sino a diluir la oposición del ex presidente Uribe. Pero que dados los antecedentes del Eln y la agenda tan gaseosa con la que arranca este proceso corre el riesgo de enredar aún más la negociación con las Farc si no tiene un alto nivel de coordinación. Y por ahora, no hay un coordinador a la vista.

La negociación

El lunes a las seis de la tarde, desde Caracas, Venezuela, el cuñado del presidente Santos Mauricio Rodríguez leyó un comunicado conjunto con el Eln de tres puntos que decía que a finales de mes se instalaría la mesa pública de conversaciones en Quito, Ecuador.

Y que la agenda comenzaría con la agenda anunciada en marzo, que se metió al congelador porque el Eln siguió secuestrando y una línea roja del presidente Santos era que se comprometieran a abandonar el secuestro como lo hizo las Farc antes de arrancar el proceso.

Pasaron siete meses en que el Eln no solo no fue capaz de hacer el compromiso sino que siguió secuestrando. Y aunque aún no ha dicho explícitamente que abandonará esta práctica atroz, se reanudó la negociación, con lo cual queda claro que Santos cedió en uno de sus inamovibles.

Sí dijeron que “iniciarán el proceso de liberación de secuestrados antes del 27 de octubre con dos casos”, que según pudo confirmar La Silla incluye al político chocoano Odín Sánchez,

Odín está secuestrado desde abril, cuando se intercambió por su hermano Patricio, que llevaba en poder de esa guerrilla hacía dos años y nueve meses y estaba muy enfermo.

” El primer punto que discutirán será el de ‘participación de la sociedad en la construcción de la paz’, que es el que marca la diferencia frente al proceso con las Farc y lo que se podría convertir en la clave para desentrabar ese otro proceso si se hiciera bien pero donde también reside el riesgo de enredarlo todo “

El ELN dijo que a partir de esa fecha habrá otras “acciones dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz”.

El nuevo acuerdo, por el lado del Gobierno, lo firmaron Rodríguez, como jefe de la delegación, el general Eduardo Herrera Verbel, el viceministro de Trabajo José Noé Ríos y Julián Arévalo, el funcionario de la Oficina del Alto Comisionado de Paz encargado de las relaciones con el sector privado.

Hay dos ausencias en esta mesa con respecto a la de marzo: por el lado del gobierno, no está Frank Pearl, que había estado a cargo de la negociación hasta marzo; por el lado del Eln, no está Antonio García, el otro comandante de esa guerrilla.  Tampoco está ‘Pablito’, el poderoso jefe del frente Domingo Laín, que representa más de la mitad de los hombres del Eln y su motor económico.

El primer punto que discutirán será el de “participación de la sociedad en la construcción de la paz”, que es el que marca la diferencia frente al proceso con las Farc y lo que se podría convertir en la clave para desentrabar ese otro proceso si se hiciera bien pero donde también reside el riesgo de enredarlo todo.

Una ong armada

Como lo ha explicado La Silla, mientras para las Farc la mesa de negociación era un medio para conseguir varias de las reivindicaciones sociales que supuestamente inspiraban su lucha armada y crear las condiciones políticas para llegar al poder, para el ELN la negociación siempre ha sido vista como un escenario de diplomacia política para posicionar sus imaginarios de lucha revolucionaria y para servir como puente para que la ‘sociedad civil’ negocie con el Establecimiento.

Pero a diferencia de las Farc que es un ejército jerárquico, el ELN es una ong armada donde los combatientes constituyen sólo una fracción de la guerrilla y el resto son lo que ellos denominan el “frente amplio”, constituido por miles de civiles que son orgánicos al ELN y que han infiltrado el movimiento civil e instancias políticas en las zonas donde ellos tienen influencia, como Arauca.

” Pero a diferencia de las Farc que es un ejército jerárquico, el ELN es una ong armada donde los combatientes constituyen sólo una fracción de la guerrilla y el resto son lo que ellos denominan el ‘frente amplio’, constituido por miles de civiles que son orgánicos al ELN y que han infiltrado el movimiento civil “

”El Eln tiene unos 1500 combatientes armados y 5 mil miembros civiles que también forman parte de la guerrilla ”

De hecho, los estimativos oficiales dan cuenta de que el Eln tiene actualmente unos 1500 combatientes armados y unos  5 mil miembros civiles que también forman parte de la guerrilla en este “frente amplio”.

Por esto, la participación de la “sociedad civil” en este proceso no deja de ser un asunto complejo.

Ariel Návila y Naryi Vargas- El Espectador (Colombia) 

Durante años, el ELN fue la guerrilla más fuerte en Colombia y derivó tal poderío de la extorsión a la empresa petrolera del país. En la medida que era una guerrilla con una fuerte convicción de “independencia nacional”, su bandera política durante años ha sido la economía extractiva. En la década de los ochentas del siglo pasado crearon la campaña “despierta Colombia te están robando el petróleo” y ello significó centenares de atentados a esta infraestructura y con ello la llegada de millones de dólares producto de la extorsión a empresas petroleras. Para finales de los años ochenta y principios de los noventas tenían más de 10 mil combatientes.

Este crecimiento llevó a que en 1995 el ELN realizará el Pleno de la Dirección Nacional y en el mes de octubre de ese año una Conferencia Militar. Allí redefinieron su estructura y se plantearon pasar de los denominados Frentes de guerra, los cuales se asemejan a los Bloques de Frentes de las FARC, y crear la Fuerza Militar de Área. Igualmente esta guerrilla del ELN definió que crearía las Compañías militares, una de las más famosas fue la de Héroes de Anorí. Estas compañías eran fuerzas élites de combate que se podían agrupas y disolver rápidamente.

Sin embargo, las aspiraciones militares del ELN rápidamente se vieron truncadas. La ofensiva paramilitar los demolió en cosa de dos o tres años. La base social fue asesinada y rápidamente perdieron zonas importantes en los Santanderes y la Costa Atlántica. Desde finales de los años noventa el ELN entró en un franco declive, y no pudo mantener el tren de la confrontación militar. Cosa que las FARC si lograron.

Este declive se detuvo en 2010, en ese momento esta guerrilla replantea sus posiciones militares y comienza una recuperación lenta y limitada. El siguiente cuadro muestra el total de acciones armadas por año de esta guerrilla.

” Las aspiraciones militares del ELN rápidamente se vieron truncadas. La ofensiva paramilitar los demolió en cosa de dos o tres años. La base social fue asesinada y rápidamente perdieron zonas importantes en los Santanderes y la Costa Atlántica. Desde finales de los años noventa el ELN entró en un franco declive “

La estructura del ELN está conformada por un Comando Central o COCE que son 5 personas, debajo
de este existe una la Dirección Nacional que son 31 personas y cada cierto tiempo se realizan los famosos Congresos, a los cuales acude toda la comandancia del grupo guerrillero. El último congreso fue el quinto y se realizó hace un poco más de un año. El siguiente mapa muestra la presencia de esta guerrilla a nivel nacional, se ven los municipios, los frentes de guerra y las estructuras locales.

En la mayoría de los municipios donde opera el ELN también opera las FARC, por ello un cese unilateral o bilateral con esta guerrilla debe ser lo primero que se negocie, de no ser así, el postconflicto será complicado.

Se debe tener en cuenta que mientras las FARC son una estructura militar intentando hacer política, el ELN es una estructura política intentando hacer la guerra. Es decir, la base social y política del ELN es amplia y extendida, podría decir que es incluso más grande que la de las FARC. Esto significa que al ELN no se le puede medir por Hombre-fusil, tampoco por número de acciones, su estructura es mucho más compleja. Por ello, en la agenda de diálogo aprobada entre el gobierno y el ELN, la participación social es determinante y tal vez es la principal diferencia con la agenda de la Habana.

Igualmente sus intereses, aspiraciones sociales y políticas son bastante diferentes a la de las FARC. 

Redacción- Semana (Colombia) 

Cuatro años de negociaciones con las FARC le dejaron al gobierno colombiano varias lecciones aprendidas. Los diálogos con el ELN que iniciarán el próximo 27 de octubre tienen la particularidad de haber tenido una fase exploratoria más larga que la de las FARC. Treinta meses se demoraron las partes para entregar un documento en el que oficialmente anunciaban el inicio de las conversaciones.

Ponerse de acuerdo con una guerrilla que en medio siglo pasó del romanticismo urbano –ese que luchaba por la igualdad social- a una guerra que se degradó en el campo no será una tarea nada fácil de llevar a cabo.

Estos son los puntos más importantes sobre los cuales girarán las conversaciones.

¿Quiénes lideraron esta última fase por parte del Gobierno y el ELN?

Por parte del gobierno nacional: Mauricio Rodríguez, exembajador de Colombia en Reino Unido, en compañía del General (r) Eduardo Herrera Berbel, quien fue miembro del Estado Mayor de Coordinación del Ejército Nacional, además de exrector de la Universidad Militar. También están Jaime Avendaño, exfuncionario de Acción Social y negociador alterno en la Mesa de La Habana; José Noé Ríos, ex viceministro de Trabajo y exconsejero de Paz, y Julián Arévalo, integrante de la Oficina del alto comisionado para la Paz.

Por la delegación del ELN, participarán Pablo Beltrán, Aureliano Carbonel, Bernardo Téllez, Gustavo Martínez y Consuelo Tapias, entre otros.

¿Dónde se llevaron a cabo las conversaciones “secretas”?

Las sesiones de trabajo de la fase exploratoria se realizaron entre Ecuador, Brasil y especialmente en Venezuela. 

¿Cuándo se instalará la Mesa con el ELN?

La Mesa se instalará el 27 de octubre en Quito, Ecuador, y las conversaciones comenzarán el 3 de noviembre.

¿Quién será el equipo delegado por el Gobierno para la fase pública?

Esa es una decisión del presidente Juan Manuel Santos que anunciará próximamente.

¿Los diálogos se desarrollarán sólo en Ecuador?

La fase pública de conversaciones comenzará en Ecuador. Según acuerden las partes, los diálogos se podrán desarrollar también en Brasil, Chile, Venezuela, y Cuba.

¿Cuál será la metodología de trabajo de esta Mesa?

El primer punto de discusión será “Participación de la sociedad en la construcción de la Paz” y adicionalmente se trabajará en: “acciones y dinámicas humanitarias”. Cuando se inicien las conversaciones públicas, las delegaciones acordarán un reglamento de la Mesa para esta fase.

¿Este proceso tendrá un límite de tiempo?

Aún no se sabe. Las dos delegaciones se comprometieron a trabajar con la mayor celeridad y rigurosidad en los puntos acordados en la Agenda.

¿Cuántas personas conformarán la Delegación del ELN en la fase pública?

La Mesa entre el Gobierno y el ELN estará integrada hasta por cinco miembros principales y hasta cinco suplentes por cada una de las delegaciones. Estas, a su vez, no podrán exceder 30 personas.

¿El Gobierno asumirá todos los costos de este proceso?

El Gobierno dispondrá de los recursos para el funcionamiento de su Delegación. Los gastos relacionados con el ELN se financiarán con recursos de cooperación internacional, a través de un fondo que se establecerá con ese propósito.

¿Qué pasará con los secuestrados que tiene el ELN en su poder?

Ahora comienza el proceso de liberación de los secuestrados antes del 27 de octubre. Adicional a esto, cada una de las partes hará, a partir de la fecha, otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz.

¿Cuáles son los temas sustantivos de la Agenda?

El elemento esencial de este Acuerdo es la participación de la sociedad en el proceso a través de propuestas sobre los puntos de la Agenda. A partir de los mecanismos de participación que se definan, los ciudadanos podrán contribuir con sus iniciativas. Todo esto debe llevar al fin del conflicto armado, a erradicar la violencia en la política y propiciar el tránsito del ELN a la política legal, sin armas.

¿Esto se trata de la re fundación del Estado?

Se supone que el Gobierno siempre le ha dejado claro al ELN que la Agenda no incluye la discusión del modelo económico del país, que no se negociará el régimen de propiedad privada ni la doctrina militar ni el futuro de la fuerza pública.

¿Miembros del ELN van a participar de los esquemas de participación que se acuerden en la negociación?

No está previsto. Los mecanismos que se acuerden tendrán como objetivo tener en cuenta las perspectivas de los ciudadanos, sus iniciativas y propuestas relacionadas con la construcción de la paz. 

¿Qué temas específicos se van a negociar en materia de participación política y de la participación del ELN en política?

Las condiciones y garantías que permitan el tránsito del ELN a la política legal sin armas.

¿El punto “Transformaciones para la paz” busca reformar la política social del país?

No. Buscar recoger las ideas, iniciativas y propuestas que se puedan concretar en planes y programas en las regiones con un enfoque territorial, que permitan continuar avanzando en la disminución de la pobreza, el mejoramiento de la equidad y la generación de opciones económicas en las zonas más afectadas por la ilegalidad.

Leer el artículo completo de La Silla Vacía aquí 

Leer el artículo completo de El Espectador aquí 

Leer el artículo completo de Semana aquí