El ocaso de la mascarada golpista

Brasil
Especial

Los disfraces de los articuladores del impeachment de pronto empiezan a caerse. Las conversaciones filtradas de los senadores develan que la verdadera motivación para llevar a cabo el juicio político contra Dilma Rousseff es interrumpir la marcha del Lava Jato. Si al gabinete de Temer le faltan mujeres y negros; también le sobran condenados, procesados e investigados.

Tereza Cruvinel- Brasil247 (Brasil)

La política se basa en discursos públicos, pero se decide en actos privados.

Lo que aparece en la transcripción de la charla grabada entre el ministro de Planificación, Romero Jucá, y el ex presidente de Transpetro Sergio Machado son las verdaderas motivaciones para el proceso de impeachment de Dilma Rousseff y la confesión de uno de sus más importantes articuladores.

Así, Dilma tenía que ser apartada del cargo para posibilitar un acuerdo que interrumpiera la marcha del Lava Jato sobre la putrefacta élite política del país. Si Dilma fue apartada con ese objetivo -y no por haber permitido la alteración temporal de las cuentas públicas-, fue un golpe. Y sigue faltando la palabra del Supremo Tribunal Federal, mencionado en la conversación de Jucá cuando hablaba de “detener la sangría”.

” El senador Jucá comandó el movimiento decisivo para mover el engranaje que permitió la votación en la Cámara, y luego el desembarque del PMDB en la presidencia. Fue él, como presidente en ejercicio del partido, quien declaró que ‘en este día histórico para e PMDB, el partido sale del gobierno de Dilma Rousseff'”

El senador Jucá comandó el movimiento decisivo para mover el engranaje que permitió la votación en la Cámara, y luego el desembarque del PMDB en la presidencia. Fue él, como presidente en ejercicio del partido, quien declaró que “en este día histórico para e PMDB, el partido sale del gobierno de Dilma Rousseff”. Y, entre la platea, se escuchaban los gritos de “fuera PT”. Él fue puente entre el bloque de Eduardo Cunha en la Cámara de Diputados y el entonces vicepresidente Michel Temer, a quien convenció de que sería el presidente de la restauración política, obteniendo la señal verde para poner el engranaje en marcha.

Las conversaciones privadas desmienten el discurso público del impeachment, y dejan clarísimo que se decidió descartar el mandato de Dilma para permitir la fuga de los verdaderos culpables. Las disculpas de Jucá son paupérrimas cuando asegura que se refería a frenar “la sangría de la economía, de la situación del país, de la necesidad de estancar la crisis…”.

Todo verso: lo que Jucá hizo fue una confesión de los motivos para derrocar a Dilma. 

Redacción- Hispan Tv 

Un nuevo audio ha revelado el esfuerzo de otro miembro del partido PMDB, el presidente del Senado brasileño, Renan Calheiros, para obstaculizar la investigación por casos de corrupción.

En una conversación difundida este miércoles por el diario local Folha de Sao Paulo, Calheiros dice al expresidente de la compañía procesadora de petróleo y gas Transpetro, Sergio Machado, que está a favor de que se modifique la ley de “delaciones premiadas” de presos para evitar que quienes están detenidos cooperen con la investigación de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. 

Según la grabación, Machado sugiere un “pacto” para “pasar un borrador en Brasil” y Calheiros responde que “antes de pasar un borrador” son necesarias varias medidas, entre ellas frenar las “delaciones premiadas de presos”. Ambos, miembros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), son investigados por la Fiscalía General por sus presuntos nexos con la red ilegal.

Sergio Machado, expresidente de la compañía procesadora de petróleo y gas Transpetro de Brasil.

” Se trata del segundo audio que ha sido publicado y ha desvelado la intención de los miembros del partido del presidente en funciones de Brasil, Michel Temer, de impedir que continúe dicha investigación. La primera filtración fue entre Machado y el ministro de Planificación, Romero Jucá, quien se vio obligado a abandonar su cargo “

La “delación premiada” es un mecanismo que permite a personas involucradas o investigadas por distintos delitos aportar información sobre la causa para recibir beneficios o reducción de sus condenas.

De acuerdo con análisis de prensa, el presidente de la Cámara Alta pretendía impedir que personas ya condenadas y en prisión puedan beneficiarse de esta norma, de tal manera que frenaría el avance de la investigación, puesto que se basa principalmente en relatos de implicados que ya estaban arrestados.

Pocas horas después de divulgarse el audio, Calheiros ha hecho público un comunicado en el que asegura que “los diálogos no revelan, indican o sugieren la menor tentativa de interferir en Lava Jato”(lavadero de autos), como se conoce el escándalo de corrupción en Petrobras. 

Se trata del segundo audio que ha sido publicado y ha desvelado la intención de los miembros del partido del presidente en funciones de Brasil, Michel Temer, de impedir que continúe dicha investigación. La primera filtración fue entre Machado y el ministro de Planificación, Romero Jucá, quien se vio obligado a abandonar su cargo.

Bruno Bimbi- Nueva Sociedad (Argentina)

Si al gabinete de Temer le faltan mujeres y negros, puede decirse que le sobran condenados, procesados e investigados. Siete de los veintitrés están citados en el expediente Lava jato, sospechados de haber recibido coimas de empresas constructoras. No alcanzan los caracteres de esta nota para detallar el prontuario completo del equipo del presidente interino, así que daremos apenas algunos ejemplos.

El jefe de gabinete, Eliseu Padilha, está acusado por el Ministerio Público por ordenar pagos por dos millones de reales (560.000 dólares) con sobreprecios a una empresa cuando fue ministro de Transportes de Fernando Henrique Cardoso. «Tratamos de buscar mujeres para el gabinete, pero no fue posible», fue una de sus primeras declaraciones a la prensa tras asumir su nuevo cargo. El ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves, aparece en conversaciones telefónicas de Cunha con el presidente de la constructora OAS, grabadas por la justicia, mencionado como beneficiario de coimas y también fue delatado por el «arrepentido» Paulo Roberto Costa, exdirectivo de Petrobrás, con quien se reunió varias veces según los registros de la empresa. A fines del año pasado, la Policía Federal allanó su vivienda.

” Bruno Araújo, el diputado del Partido de la Socialdemocracia Brasileña que dio el voto número 342, decisivo para el inicio del juicio político a Dilma, fue premiado por Temer con el Ministerio de las Ciudades. Y también está siendo investigado: su nombre aparece en la planilla que la «gerencia de coimas» de la constructora Odebrecht “

Investigado por la Corte a pedido de la Procuración General de la República, el ministro de Planificación, Romero Jucá, uno de los hombres más cercanos a Temer, fue acusado por el presidente de la constructora UTC de haber pedido a la empresa un millón y medio de reales (unos 420.000 dólares) por la adjudicación de la construcción de una usina nuclear. También está acusado de recibir otros quince millones de reales (4.200.000 dólares) de coima en otro caso, investigado en el marco de la operación «Zelotes» de la Policía Federal. Pero a poco de asumir, Jucá tuvo que renunciar por una grabación divulgada por la Folha de São Paulo en la que se lo escucha negociando, antes de la votación del impeachment de Rousseff, un acuerdo para acabar con las investigaciones del petrolão: «Hay que cambiar el gobierno y parar esta sangría», dice claramente. En otra parte del diálogo con
un exdirectivo de Petrobras, Jucá asegura que conversó con jueces de la Corte, con generales de las Fuerzas Armadas y con Temer y que la única forma de parar las investigaciones era destituyendo a la Presidenta y haciendo un «pacto nacional» para «parar todo». Y agrega: «Mientras Dilma esté ahí, esta porra no termina nunca». Se acusaba a la presidenta suspendida de no presionar a la policía y a los fiscales y permitir que investiguen a la clase política. El acuerdo era poner a Temer en su lugar y proteger a todos los políticos investigados.

Al flamante secretario de Gobierno de la Presidencia, Geddel Vieira Lima, la Policía Federal lo investiga por negociar coimas con la constructora OAS. En el celular de un directivo de la empresa que está detenido aparecen varios mensajes de texto intercambiados con el ministro negociando contratos y comisiones. Bruno Araújo, el diputado del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB, centroderecha) que dio el voto número 342, decisivo para el inicio del juicio político a Dilma, fue premiado por Temer con el Ministerio de las Ciudades. Y también está siendo investigado: su nombre aparece en la planilla que la «gerencia de coimas» de la constructora Odebrecht usaba para registrar los pagos a políticos, secuestrada en un allanamiento en la sede de la compañía. También aparece en esa lista el nuevo ministro de Salud, Ricardo Barros, condenado en 2001 por la justicia por fraude al Estado cuando era intendente de su ciudad. Y también el nuevo Ministro de Educación, Mendonça Filho, exdiputado del derechista Demócratas (DEM), partido heredero del viejo Alianza Renovadora Nacional (ARENA), fundado por los partidarios de la última dictadura militar. En 2009, Mendonça Filho fue investigado en el marco de la operación «Castelo de Areia» de la Policía Federal por haber recibido 100.000 reales (28.000 dólares) de la constructora Camargo Corrêa. Condenado por el desvío de 133 millones de reales (37 millones de dólares) de los comedores escolares de Alagoas cuando era ministro de Educación de ese estado, Mauricio Quintella fue elegido por Temer para el Ministerio de Transportes. La lista podría seguir.

Leer el artículo completo de Brasil247 aquí 

Leer el artículo de Hispan TV aquí

Leer el artículo completo de Nueva Sociedad aquí