El miedo a reportear en México

Los periodistas, fotógrafos y cámaras que realizan coberturas en México viven con temor. Tienen miedo de ser asesinados o violentados. Las cifras del ataque a los trabajadores de prensa da cuenta de una situación que dificulta el desarrollo de la labor, lo coarta. Esto implica un perjuicio inmediato a la libertad de expresión y del derecho de la población a estar informada.

David Martínez Huerta – Sin Embargo (México)
Reporteros Sin Fronteras resaltó en su informe que se mantuvieron presentes la impunidad junto con el clima de miedo fomentado por los grupos del crimen organizado que pretenden ocultar sus actividades delictivas o promover sus ajustes de cuenta en los medios de comunicación.

“La elección de Enrique Peña Nieto a la presidencia de México en 2012 –que marcó el retorno al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y puso fin a la ofensiva federal emprendida bajo la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012)– no cambió en nada la situación de la libertad de información en el país”, afirmó Reporteros Sin Fronteras en un boletín de prensa.

Al mismo tiempo, Amnistía Internacional observó con preocupación que durante 2013 se mantuvieron las tendencias de agresiones y violaciones a los derechos humanos de periodistas, que se registraron con mayor intensidad durante el sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

“Vemos con mucha preocupación que la impunidad continúa estando presente, no hay avances significativos en las investigaciones, ni de los casos nuevos de agresiones, ni de los que se habían producido en años anteriores”, detalló Daniel Zapico, de Amnistía Internacional México, en entrevista para SinEmbargo.
Según datos de la Comisión Especial, desde el 2005 a la fecha, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha registrado 82 homicidios y 18 desapariciones de periodistas, contabiliza 28 agresiones a edificios sede de estaciones de radio, periódicos o difusoras de televisión y atendió –hasta el 30 de noviembre de 2012– 658 quejas de comunicadores por presuntas violaciones a sus derechos, seguridad jurídica, libertad, integridad y seguridad personal.

Daniel Zapico, de Amnistía Internacional México señaló que durante 2013 se presentó un fenómeno relativamente novedoso, las agresión a periodistas que se encontraban cubriendo marchas en la Ciudad de México. Incluso, recordó, se iniciaron procedimientos penales contra algunos de ellos, pertenecientes principalmente a medios independientes o colectivos independientes.

Leer artículo completo aquí