El más votado en Perú fue un exmilitar que enfrenta causas de lesa humanidad

El legislador más votado en las elecciones para renovar el Congreso de Perú fue un militar retirado acusado de participar en el asesinato de un periodista. Se trata de Daniel Urresti, quien está al borde del juicio oral en la causa que investiga la muerte del periodista Hugo Bustíos, ocurrida en 1988. El Poder Judicial confirmó que el proceso comenzará el próximo 23 de abril.

Urresti, general retirado del Ejército, fue absuelto en octubre de 2018 pero la Corte Suprema de Justicia anuló ese fallo y ordenó un nuevo juicio.

El militar está acusado de ser una de las personas que dispararon contra Bustíos en el departamento Ayacucho, en el centro del país. Entre 1980 y 1990, Urresti cumplió tareas en la lucha antisubversiva y era conocido entonces con el alias Capitán Arturo.

En el primer juicio, varios testigos coincidieron en que Urresti fue uno de los peores violadores de derechos humanos en Ayacucho, el departamento que más sufrió la violencia desatada por el grupo armado Sendero Luminoso.

Ya retirado del Ejército, Urresti trabajaba como taxista cuando en 2014 el presidente Ollanta Humala -otro militar retirado que también tuvo cuestionada actuación en el combate a Sendero Luminoso- lo nombró primero jefe de la lucha contra el narcotráfico y luego ministro del Interior.

A fines de 2015 fue designado como el candidato oficialista a suceder a Humala, pero su postulación fue retirada al año siguiente, poco antes de las elecciones.

Postulado por el joven partido populista de centroizquierda Podemos Perú, Urresti se perfilaba como el candidato más votado en las elecciones parlamentarias del domingo pasado, con poco más de 481.000 sufragios al completarse 91,43% del escrutinio, según datos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).