El intendente de Río Janeiro responsabilizó a los más pobres por las inundaciones y muertes: “Les gusta vivir ahí”

El intendente de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, acusó a la población más pobre de preferir vivir sin cloacas y “hacer pis y caca” al aire libre, al intentar minimizar la responsabilidad oficial de las últimas inundaciones, que causaron cuatro muertos en esa ciudad y otros diez en San Pablo. El funcionario también apuntó contra las viviendas irregulares, como las responsables de la tragedia.

Como forma de repudio, vecinos del barrio de Realengo le tiraron barro cuando el alcalde realizaba declaraciones en vivo para la televisión desde una de las zonas más afectadas.

Pastor de la Iglesia Universal del Reino de Dios, el culto evangélico oficialmente aliado del presidente Jair Bolsonaro, Crivella hizo las declaraciones en vivo durante una transmisión desde el centro de emergencias y defensa civil de Río de Janeiro.

Al menos cuatro personas murieron el fin de semana a causa de los destrozos, aludes e inundaciones en Río de Janeiro generados por las fuertes lluvias. En San Pablo, las víctimas mortales fueron diez.

Barrios de Río de Janeiro como Realengo y municipios vecinos como Queimados continúan en estado de alerta, por lo que se suspendieron clases debido a las inundaciones derivadas de la lluvia caída en la madrugada del domingo.

“La gente vive en las laderas donde las aguas bajan y les gusta vivir ahí porque gastan menos en cloacas cuando hacen caca y pis”, dijo Crivella, que pidió a la población dejar de irse a vivir a los morros en forma precaria.

Según el alcalde, las ramas de los árboles y la basura dejada en el piso son arrastradas por las lluvias hacia algunas laderas y ahí se llevan por delante viviendas precarias.

Crivella, exyerno del fundador de la Iglesia Universal y magnate de los medios como la TV Record, Edir Macedo, se alineó con Bolsonaro y aún no definió si se será candidato a la reelección en los comicios de octubre próximo.