“El imperialismo ataca la relación entre Cuba y Venezuela”, Maduro ratificó su alianza con la isla

El presidente venezolano Nicolás Maduro denunció ayer que el endurecimiento del bloqueo de Estados Unidos a Cuba busca afectar la alianza de la isla con su país, algo que consideró imposible porque aseguró que la relación entre ellos está “basada en el respeto”. “Washington debe saber que ninguna de sus amenazas podrán quebrar la indeclinable voluntad de seguir marchando Cuba y Venezuela por el camino de la liberación», enfatizó el mandatario.

Luego de que el presidente Donald Trump aplicara nuevas sanciones contra Cuba, y en el marco de la creciente tensión por el fracaso de la sublevación. Maduro subrayó que “el imperialismo ataca la relación entre Cuba y Venezuela”. “Junto a Cuba sigamos trabajando”, subrayó el mandatario durante el acto de graduación de la octava edición del Programa Nacional de Formación en Medicina Integral Comunitaria, Bicentenario del Congreso de Angostura, donde recibieron sus títulos dos mil 53 médicos.

La semana pasada, Estados Unidos activó los títulos III y IV de la Ley Helms Burton, que amplían el bloqueo económico, comercial y financiero que el país mantiene con la isla desde hace más de cuatro décadas. Las medida, duramente cuestionada por la Unión Europea, permite reclamar ante cortes estadounidenses propiedades en la isla que fueron expropiadas tras la revolución cubana.

Hoy, Estados Unidos sancionó a dos compañías navieras por transportar petróleo venezolano a Cuba y amenazó con nuevas medidas punitivas en el sector de defensa y seguridad, en lo que llamó una «respuesta directa» a las acciones de Caracas contra legisladores opositores.

Las nuevas sanciones y la advertencia son «una respuesta directa al arresto ilegal de miembros de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) por parte del (servicio de inteligencia) SEBIN» de Venezuela, dijo el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Maduro advirtió ayer también que tras el intento de sublevación fallido del 30 de abril, Trump amenazó a Cuba con un “embargo pleno y total” y “sanciones de alto nivel” si no cesa su apoyo a las autoridades bolivarianas. El mandatario se comprometió en continuar el fortalecimiento del sistema de salud venezolano, a pesar del bloqueo económico impuesto por la Casa Blanca, y solicitó a los profesores cubanos que forman a los futuros médicos venezolanos, trabajar para incrementar la matrícula en todas las carreras, y alcanzar para 2025 los 100 mil graduados.

Al respecto, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, mediante la red social Twitter, aseveró que la mayor de las Antillas “siempre apoyará y contribuirá a la solución de las diferencias a través del diálogo”.