El hambre desata nuevas protestas en Chile, en medio de la pandemia

A siete meses del histórico estallido social en el país, la crisis sanitaria del coronavirus generó una nueva ola de protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. Desde sus balcones y desde las calles, los chilenos reclamaron ayuda ante la crisis social que desencadenó la pandemia, que ya suma 46.059 contagiados y 478 fallecidos en el país. «No es contra la cuarentena, es contra el hambre», subrayaron vecinos del sur de Santiago. Carabineros los reprimió con gases lacrimógenos y camiones hidrantes. 

Las manifestaciones más álgidas ocurrieron en la localidad de El Bosque, en la periferia Sur de Santiago, donde más de 100 personas protestaron desde por la mañana y hasta la noche para denunciar la falta de alimentos y la pobreza que sufren a causa de la cuarentena decretada por el Gobierno para tratar de contener la pandemia por coronavirus. 

Los manifestantes, la mayoría cubiertos con capuchas y mascarillas, levantaron barricadas. La violencia creció y se enfrentaron con piedras y palos a las fuerzas especiales de la policía, que respondió con gases lacrimógenos y camiones hidrantes. Este fue el primer enfrentamiento abierto con la policía luego de que Santiago entrara en cuarentena total el viernes pasado por la fuerte subida en los contagios. De acuerdo a Carabineros, la protesta dejó 21 personas detenidas. 

(Pablo Rojas / AFP)

“La falta de Estado es tremenda“, subrayó el alcalde del Bosque, Sadi Melo, quien apuntó también a la “carencia de recursos” en el sector sur de la capital. “Hay que tener lo más pronto posible respuestas concretas“, resaltó. El Gobierno nacional había anunciado el domingo la entrega de 2,5 millones de cajas de alimentos para enfrentar la crisis, pero las autoridades locales entienden que las medidas adoptadas son insuficientes.

«Son esos vecinos y vecinas, que luego de más de un mes sin poder trabajar, sin haber recibido ni una medida concreta del Estado, quienes están protestando», explicó en un comunicado. 

“Hambre”, en el edificio Telefónica 

En el marco de las protestas, se realizó una intervención artística en uno de los costados del icónico edificio de Telefónica, ubicado cerca de la Plaza Italia. Allí se proyectó en letras grandes la palabra “Hambre”,  mientras en las calles cercanas a la torre la gente se manifestaba por el mal manejo del Gobierno durante la crisis sanitaria.

La pandemia golpeó duramente a los chilenos, principalmente de pocos recursos. Así, surgieron iniciativas como ollas comunes en zonas pobres y de clase media trabajadora, una señal de la pobreza que podría crecer hasta un 13,7% anual, según cifras de Cepal.

La llegada del coronavirus a Chile, cuyo primer caso se detectó el pasado 3 de marzo, comenzó una espiral de medidas para tratar de contener su expansión que mantienen al país semiparalizado, lo que ha derivado en un incremento del desempleo del 8,2 % en el primer trimestre de 2020, su mayor cifra en una década, y a que se produjeran 238.115 despidos durante el pasado abril, lo que supone un incremento del 11,4 % en términos interanuales.