El Grupo Lima reafirmó su apoyo a Guaidó y volvió a pedir elecciones

Los cancilleres de los países que integran el Grupo de Lima se reunieron en Buenos Aires para reiterar su apoyo al opositor Juan Guaidó, autodeclarado presidente interino de Venezuela, y volver a pedir la convocatoria a elecciones democráticas. Además resolvieron remitir a la Corte Penal Internacional el informe que elaboró Michelle Bachelet sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Guaidó participó de la reunión a través de una videoconferencia, desde donde denunció el apagón eléctrico que vive Venezuela desde ayer. «En este momento, mientras hablamos, hay un nuevo apagón nacional que se inició ayer a las 4 de la tarde», afirmó sobre una problemática por la que «todavía hay 14 estados sin energía eléctrica».

La conexión con Guaidó, sin embargo, se cortó por problemas técnicos. «Ya no hay ningún tipo de eufemismo para hacer referencia a Maduro sino dictador, una dictadura que viola los derechos humanos», opinó el opositor antes de que la comunicación se cortara.

Tanto el canciller argentino Jorge Faurie como el peruano hicieron referencia en sus discursos al informe presentado a principio de mes por la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el que denuncia el uso de prácticas «orientadas a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno».

De la reunión participaron representantes de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana y Perú, además de representantes de los gobiernos de Canadá, Honduras, Panamá, Paraguay y Santa Lucía.