El gobierno venezolano denunció que fallecieron dos niños por el fin de los acuerdos médicos internacionales

El gobierno venezolano responsabilizó a Estados Unidos por el fallecimiento de dos niños enfermos de leucemia que no lograron acceder a un tratamiento eficaz “como consecuencia del bloqueo criminal”. Las ongs locales también los efectos de las nuevas sanciones en la salud salud, alimentación y la vida cotidiana de los ciudadanos, mientras que los familiares de pacientes crónicos hicieron un llamado a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para que interceda en la suspensión de las nuevas medidas estadounidenses.

El secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Venezuela (CNDH), Larry Devoe, denunció a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, el fallecimiento de un niño de siete años, que no pudo recibir un trasplante de médula ósea porque ese procedimiento se realiza por el convenio entre Venezuela e Italia, “el cual fue suspendido tras las sanciones del presidente Donald Trump”, recordó Devoe.

Devoe destacó que el bloqueo económico establecido contra Venezuela generó la suspensión del convenio que sostenía la estatal petrolera Petróleos de Venezuela (Pdvsa), con una red hospitalaria italiana con sede en Argentina, ente que se encargaría en primera instancia del tratamiento contra la leucemia linfoblástica que padecía el menor de edad.

“Denunciamos la lamentable muerte de un segundo niño que se encontraba a la espera de trasplante de médula ósea, cuya atención se vio impedida por la suspensión de facto del convenio PDVSA-ATMO generada por el bloqueo criminal impuesto por EEUU al pueblo de Venezuela”, denunció Devoe.

De acuerdo al miembro de la CNDH, más de 500 pacientes atendió el programa de trasplante de médula ósea de PDVSA-Citgo antes de ser impactado por las medidas de adoptadas por la administración Trump. “Se congelan recursos y la banca se niega a realizar transferencias para atención de pacientes”, advirtió.

Por su parte, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, calificó el asedio estadounidense como un hecho criminal y lamentable. “Lamentablemente falleció otro niño venezolano esperando su trasplante de médula ósea como consecuencia del bloqueo criminal de EE.UU., que impide transferir fondos a las instituciones italianas de salud con las que Pdvsa atendía estos casos urgentes”, escribió.

Este es el segundo menor de edad que fallece en espera de la reactivación de los acuerdos médicos internacionales que les permitían a pacientes crónicos recibir intervenciones quirúrgicas y tratamientos contra sus patologías.