El Gobierno de Perú denunció un plan en el Congreso para destituir a Pedro Castillo

El gobierno de Perú denunció que un sector de la oposición puso en marcha un plan para destituir al presidente Pedro Castillo, luego de que un medio local publicara que varios diputados y políticos se reunieran en Lima a escondidas. Los mismos participantes del encuentro, organizado por la fundación alemana Friedrich Naumann y por un instituto vinculado al partido Fuerza Popular (FP), admitieron que la agenda se centró en la destitución del mandatario. 

“Peruanas y peruanos, y a la comunidad internacional, están advertidos de este plan que ha quedado al descubierto. Estas acciones son producto de un sector minoritario del Congreso“, afirmó el primer ministro, Aníbal Torres. 

El ministro aseguró que recibió la información de que el 16 de febrero “será el día del ataque” y agregó que el gabinete de ministros que preside desde el pasado 8 de febrero se mantiene unido junto al presidente “por la democracia”.

“Nada impedirá que sigamos trabajando para enfrentar los grandes problemas nacionales. Nos tenemos que unir para sacar a nuestro país del subdesarrollo”, enfatizó antes de invocar al diálogo a las bancadas en el Congreso, que domina la oposición y en los próximos días debe determinar si otorga un voto de confianza a su gestión.

En contexto

Desde hace dos semanas, el gobierno de Castillo está inmerso en una grave crisis política, en medio de pedidos de renuncia en su contra por parte de la oposición política.

El martes 8, el presidente debió tomarle juramento a su cuarto gabinete ministerial en poco más de seis meses de gestión. Una semana antes, el mandatario había nombrado a su equipo de ministros, pero este duró poco, luego que se difundiera que el primer ministro Héctor Valer tenía denuncias de violencia de género.

En medio de la crisis que esto generó, Castillo designó un nuevo equipo de gobierno, ubicando a Torres como nuevo premier. Pero los problemas no se superaron. Dentro del nuevo equipo hay ministros cuestionados, en especial el de Salud, Hernán Condori, acusado de corrupción y promocionar la pseudociencia. El Colegio Médico de Perú ya pidió su inmediata renuncia.

Qué puede pasar con la Presidencia en Perú 

Los planes de la oposición radical peruana pasan por la pronta destitución del presidente Castillo y quizás de la vicepresidenta Dina Boluarte, pero sin llamar a elecciones anticipadas

En principio, si Castillo es destituido su cargo será asumido por Boluarte, pero si por alguna razón ella no se consolida, la jefatura de Estado quedará en manos de la presidenta del Congreso, Maricarmen Alva, quien tendría que convocar a elecciones generales en menos de un año.

El encuentro secreto

El semanario Hildebrandt filtró a dos periodistas en la reunión y probó que Alva estuvo presente en ella. Además, confirmó que participaron dos congresistas de cada uno de los tres partidos que trabajan abiertamente por la destitución: Hernando Guerra García y Patricia Juárez, de FP; Jorge Montoya y Alejandro Muñante, de RP, y Norma Yarrow y José Williams, de Avanza País.

Asimismo, estuvieron los congresistas Lady Camones, Luis Arriola y Carlos Anderson, que tienen posiciones personales más duras contra el Gobierno que sus partidos Alianza Para el Progreso (APP), Acción Popular (AP) y Podemos Perú (PP), respectivamente.

Completaron el foro otros dos políticos de derecha, Úrsula Letona y César Candela, el constitucionalista Carlos Hakansson y el exalcalde de Lima Jorge del Castillo, jefe del gabinete ministerial en el segundo Gobierno de Alan García y activo opositor extraparlamentario, así como el delegado de la Naumann en Perú, el alemán Jorg Dehnert.