El gobierno de Áñez volverá a pedir la alerta roja de Interpol contra Evo Morales

El gobierno autoproclamado de Jeanine Áñez volverá a tramitar ante la Interpol la emisión de la alerta roja y captura internacional contra el presidente depuesto Evo Morales, que mantiene actualmente su calidad de refugiado político en territorio argentino. El pedido lo realizará la Fiscalía boliviana por los delitos de sedición y terrorismo. Interpol ya había rechazado la primera solicitud.

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, aseguró que su despacho cumplió con “todo lo que señala el procedimiento que establece la Interpol” para hacer esta solicitud, pero pese a ello recibieron como respuesta el rechazo a la activación de las notificaciones azul y roja contra Evo Morales.

La réplica de la Interpol fue “muy escueta” y “no señala cuál el motivo de ese rechazo”, por lo que el Ministerio Público solicitó una aclaración al respecto, indicó.

“Viendo esta situación que no es definitiva, de acuerdo al cambio de circunstancias, se puede volver a solicitar la activación de esta notificación roja”, añadió Lanchipa.

Una notificación roja es una solicitud a hacia las fuerzas del orden de todo el mundo “para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar”, según explica la Interpol en su sitio web.

Morales, que fue obligado a renunciar por las Fuerzas Armadas el 10 de noviembre, lo que muchos calificaron como un golpe de Estado, fue acusado ese mismo mes por el gobierno de Áñez de incitar a la violencia contra el Ejecutivo provisional desde su asilo en México, donde se encontraba antes de partir hacia Argentina.