El futuro de la quinua en Bolivia

Las exportaciones de quinua desde Bolivia crecieron un 86 por ciento en el primer semestre de 2013 en comparación con el mismo período del año previo. Esto implica que las ventas al exterior de ese cereal llegaron a 56,91 millones de dólares en enero de 2013. Ante esta perspectiva de expansión, se plantea la necesidad de una planificación agrícola-ganadera que garantice la sanidad de los suelos.

Lorenzo Solís – La Razón Bolivia 
“La producción de quinua es una de las pocas opciones económicas que hay en el altiplano sur del país.
Es evidente el desequilibrio en los territorios y ecosistemas en la región, por la reducción de las superficies de tierra destinadas a la crianza de camélidos y la expansión de la quinua, lo que provoca una baja en la producción de carne y disminución del guano, que redunda en la disminución de la fertilidad del suelo”, explica Solís.

Recomienda entonces comenzar con la puesta en marcha del Centro Internacional de la quinua y considera que “ampliar la superficie cultivada hasta unas 500.000 hectáreas, como parece ser el propósito gubernamental, requiere de políticas y buenas prácticas de gestión territorial para restaurar el equilibrio agrícola-ganadero en la región, con la participación de los diferentes actores implicados; fortalecimiento de las organizaciones económicas; aumento de la productividad de la quinua, de los camélidos y de otros rubros según zonas; apoyo a la certificación, transformación y comercialización; investigación e innovación de tecnologías apropiadas al medio y en una perspectiva de largo plazo, entre otros”.

 

Leer artículo completo aquí