El Frente Amplio ganó en Montevideo, que por segunda vez tendrá una intendenta mujer

El Frente Amplio (FA) retuvo el Gobierno de Montevideo, que ejerce ininterrumpidamente desde 1990, al cabo de las elecciones regionales en Uruguay, que tuvieron una participación de más de 80% de la ciudadanía pese a la pandemia de coronavirus. El FA reunió el 51% de los votos y dentro de la coalición la candidata más votada fue Carolina Cosse, seguida por Álvaro Villar y el exintendente y excandidato presidencial Daniel Martínez.

En tanto, la Coalición Multicolor, que postulaba a Laura Raffo para el gobierno de la capital, obtuvo el 40% de los sufragios.

En su primer discurso como intendenta electa, Cosse destacó que el presidente Luis Lacalle Pou y la vicepresidenta Beatriz Argimón, del Partido Nacional (blanco), la habían llamado para felicitarla.

“Fueron llamadas que me hacen sentir orgullosa de ser uruguaya, en el punto de vista del respeto al republicanismo; fueron conversaciones muy cordiales, me felicitaron calurosamente, conversamos de la importancia de trabajar en equipo y esta semana tendremos una reunión de coordinación”, afirmó Cosse.

Fueron reelectos los intendentes blancos Enrique Antía (en Maldonado), Carlos Moreira (Colonia), Carmelo Vidalín (Durazno), Wilson Ezquerra (Tacuarembó) y Pablo Caram (Artigas), así como el frenteamplista Yamandú Orsi (Canelones), mientras el colorado Richard Sander estará por primera vez al frente del gobierno de Rivera.

Carolina Cosse en uno de los últimos actos de campaña (AFP)

Alta participación pese a la pandemia

Los uruguayos fueron ayer a las urnas para escoger intendentes departamentales, el cargo más alto después del de presidente y equivalentes a gobernadores, con una participación de entre 80% y 85% del padrón a pesar de la pandemia de coronavirus, según distintas fuentes de la Corte Electoral.

La asistencia “superó el 80%” del electorado, según el ministro de la Corte Electoral Arturo Silvera, o fue “del 85%”, según su colega José Garchitorena.

La jornada transcurrió en general con normalidad, caracterizada por el uso de tapabocas y los esfuerzos por mantener el distanciamiento social, pero se vio empañada por un incidente armado en Canelones.

Allí, un militante del FA identificado como Gabriel Almada, quien se encontraba junto a una mesa de campaña frente a una escuela, fue baleado en una pierna por desconocidos que iban en una moto sin patente, según el semanario El Popular.

“Parece que hubo un disparo con arma de fuego a un grupo de personas y lastimaron a un compañero; es una mala cosa, estamos al tanto de la situación, se encuentra bien, en principio, pero estamos siguiendo la situación”, dijo esta noche el presidente del FA, Javier Miranda, en conferencia de prensa.

El uso del tapabocas protagonizó la jornada (Télam)

Qué se votó

Se eligieron 19 intendentes departamentales, integrantes de las juntas departamentales (legisladores regionales) y en algunas circunscripciones también un Concejo Municipal de cinco miembros.

Las elecciones, que debían haberse celebrado en mayo pero se pospusieron por la pandemia de coronavirus, se realizaron de acuerdo con un estricto protocolo para evitar contagios que dañaran una gestión de la emergencia sanitaria que tiene a Uruguay como uno de los países menos afectados.

Para quien no llevara barbijo se dispusieron desechables a fin de sugerirles su uso, pero no se limitó el derecho al voto por no usar tapabocas.

El Ministerio de Salud Pública informó un protocolo a cumplir en los comicios, en el que, entre otras cosas, se estableció que “toda persona (nacional o extranjera) que ingrese al país, deberá cumplir con las medidas sanitarias acordes a esta normativa”.

Uruguay sumaba 2.008 casos confirmados (10 en las últimas 24 horas), de los cuales solo 233 estaban activos, 47 muertos y 1.728 recuperados, informó esta noche el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).