El femicidio de Debanhi Escobar: el caso que renueva el reclamo feminista por la crisis en México

El asesinato de Debahni Escobar, la joven de 18 años que fue hallada muerta en el estado mexicano de Nuevo León después de sufrir un acoso en un taxi, generó conmoción entre los mexicanos y reavivó la ira de los movimientos feministas ante la ola de asesinatos y desapariciones de mujeres. “Tenemos derecho a vivir tranquilas y en paz. La seguridad no debe ser algo por lo que luchamos”, resaltaron.

El cuerpo de Debanhi, quien estaba desaparecida desde el 9 de abril, fue encontrado dentro de la cisterna de un hotel el jueves pasado en una ruta de los suburbios de Monterrey, capital del estado de Nuevo León.  Debanhi había sido vista por última vez de madrugada en una ruta tras bajarse de un taxi de aplicación. Los padres de la chica aseguran que hay videos donde se observa que el taxista tocó a Debanhi sin su consentimiento, ante lo cual la joven se bajó del auto.

El caso se volvió paradigmático por la situación desesperante que se está viviendo en ese estado, dado que en lo que va del año se radicaron 327 denuncias por desapariciones de mujeres.

La indignación aumentó cuando se viralizó una imagen de Debanhi pidiendo ayuda en una garita policial vacía cerca del lugar en el que luego fue hallado su cuerpo, en tanto que la Fiscalía de Nuevo León investigó el caso primero como un accidente. “La policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, exclamaron este domingo las manifestantes en Ciudad de México.

Miles de personas se manifestaron en los últimos días para exigir justicia. Centenares de mujeres llevaron pancartas con leyendas como “Nuevo León es feminicida” y “Basta de mentiras, basta de encubrir”. “Debanhi, hermana, aquí está tu manada”, “nos faltan 24 mil” y “alerta nacional”, eran otras de las consignas.

El caso generó indignación en México, en donde la violencia contra las mujeres aumentó en los últimos años, con un promedio de 10 asesinadas al día, según cifras oficiales. 

Qué dijo López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el hecho ante la prensa y anunció que será investigado por la fiscalía general.

“Nosotros estamos expresando nuestro deseo de que se aclare lo que sucedió y, sin adelantar juicios, ayudar en la investigación, si lo solicita el gobierno de Nuevo León”, dijo el mandatario.