El éxito de la economía boliviana

Bolivia
W. Abraham P. A.

Es el país que más ha crecido en toda América Latina, a pesar de la desfavorable coyuntura internacional e incluso regional. Sus medidas anti-cíclicas son claves para poder soportar la desaceleración de los mercados locales. La confianza que se logró en la moneda nacional, en comparación con el dolar, es una de sus principales ventajas con el resto de las naciones.

W. Abraham Pérez Alandia- La Época (Bolivia) 

La economía en el mundo

El año 2014 se pudo observar un continuo quebranto de la economía mundial, como efecto de la baja recuperación de los países desarrollados y la desaceleración económica de los países emergentes,

En los últimos meses, el contexto internacional se caracterizó por:

a. Una actividad económica mundial débil, las perspectivas de crecimiento fueron revisadas a la baja.

b. Si bien el crecimiento de la actividad económica fue revisado a la baja en la mayoría de los países, las economías emergentes continúan siendo el motor del crecimiento global.

c. Todas las medidas en contra de las economías emergentes que han sido ejecutadas por los EE.UU, solo debilitaron a las economías emergentes como Brasil y Rusia, perjudicando la recuperación de la economía mundial. Este comportamiento de los norteamericanos no deja de ser perverso y perjudicial.

d. El comportamiento ambicioso de las élites gringas perjudica al rediseño de otra arquitectura económica y financiera en el planeta.

La tendencia decreciente de economía de América del Sur

Los ajustes en la proyección de la tasa de crecimiento para la región sudamericana fueron disminuidos, en razón a que economías importantes como la brasileña, la argentina y la venezolana, están tolerando un proceso de desaceleración de sus aparatos productivos. Dichas debilidades económicas se deben a la desestabilización política, provocada por sectores conservadores, en su afán de recuperar el poder político de corte neoliberal. Es necesario recordar que estos grupos de poder no respondieron a las expectativas de las poblaciones marginadas, con el manejo de los modelos neoliberales, políticas que facilitaron a que monopolios transnacionales se apropiaran de las mejores empresas de propiedad estatal y a cambio de esas facilidades, estos grupos de poder recibieron rentas jugosas que, en muchos casos, sacaron a paraísos fiscales, para cubrir sus enriquecimientos ilícitos y evadir cualquier obligación fiscal de dichas fortunas.

El gráfico 1, ilustra la tendencia decreciente de la tasa de crecimiento de América del Sur que, desde el año 2015 se muestran tasas negativas, cada año más pronunciadas que la anterior

(Ver gráfico citado en el pdf del semanario aquí 

Economía Boliviana

En los últimos meses se advierte un clima de recuperación positiva de indicadores económicos importantes para la economía boliviana que advierten un clima de optimismo para los siguientes meses y para el periodo del 2017 hacia adelante. En un contexto de economía mundial y regional no alentador, la economía boliviana está soportando los embates de esta fase con medidas de política económica anti cíclicas, es decir contra corriente. Las autoridades económicas y la dirigencia política ha decidido no dejarse deprimir por los malos agoreros nacionales e internacionales, es decir por los “expertos economistas de la experta dogmática economía” de tradición anglosajona. Listemos algunos aspectos relevantes de lo que afirmamos en este párrafo.

a. Corrección de las expectativas de depreciación del público

En razón de que la mayoría de los países de la región tiene sistemas flexibles de tipo de cambio en relación al dólar norteamericano, una recuperación de la economía del norte, fortalece el dólar y debilita el resto de las monedas. En este mecanismo de tipo de cambio flexible, las monedas de los países vecinos pierden valor, es decir se devalúan. Estas devaluaciones favorecen a un porcentaje minoritario de la población, algunos exportadores y especuladores financieros, el resto de la población sufre los embates de la inflación, puesto que los precios de los productos básicos de la canasta familiar suben de precio, inevitablemente.

Dada este estilo de la política cambiaria, la dogmática de los economistas de la ortodoxia boliviana y el discurso inconsciente de los políticos de la oposición al gobierno, permanentemente hacen correr los rumores infundados de la devaluación. Estos chismes despiertan expectativas falsas en la población que. Una vez que estos falsos rumores se confirman como lo que son, el público toma conciencia de ello y continúan las actividades y la confianza en su gobierno.

b. Preservación del proceso de Bolivianización financiera

Una de las demostraciones de la afirmación anterior es que los bolivianos y las bolivianas siguen y deben seguir confiando en su moneda nacional, el Boliviano. En consecuencia el proceso de bolivianización (o desdolarización) sigue aportando al fortalecimiento de la soberanía económica, uno de los objetivos de todo país que pretenda disminuir los grados de dependencia que ejerce la economía hegemónica del norte y su moneda, el dólar. El gráfico 2 ilustra esta afirmación. 

Ver gráfico citado en el pdf del semanario aquí 

En términos de los créditos que obtiene la población (personas particulares y empresas) el 2005 solo el 7,5% se prestaba en Bolivianos, el resto de los créditos, el 85% eran créditos en dólares. Ahora, en agosto del 2016, el 96,5% de los créditos se los obtiene en moneda nacional. Algo similar ocurre con los depósitos en el sistema financiero, el 83,9% se ahorra o deposita en Bolivianos. Este logro de las políticas monetarias y cambiarias, ejercidas sin consentimiento de los organismos internacionales, como ocurría antes, es el ejercicio de “soberanía económica”. Soberanía económica que algunos vecinos también la están logrando, pero los bolivianos les llevamos la delantera, con mucho.

En Bolivia el proceso de desdolarización fue más notable entre los países observados en la región.

Desde el punto de vista de la región la desdolarización tuvo el mayor éxito en el caso de la economía boliviana. Puesto que, en relación algunos países vecinos, la desdolarización marcas el siguiente orden triunfante de desdolarización entre el año 2004 al 2015 (ver cuadro)

(Ver cuadro citado en el pdf del semanario aquí

El cuadro nos confirma lo exitoso que es la desdolarización y/o “bolivianización” en el caso de Bolivia, comparada con tres países que también tienen avances importantes.

c. Reducción del déficit comercial

La diferencia entre importaciones y exportaciones estuvo arrojando, y continua, saldos negativos. Sin embargo cabe considerar que este déficit tiene tendencia a disminuir, esto se debe a una disminución importante de las importaciones. La contracción de los volúmenes importados se fundamenta, principalmente, en combustibles. Como quiera que el combustible esté sujeto a la subvención que hace el Estado, sobre todo del diésel, al disminuir los precios, la subvención es menor y el gasto en importaciones disminuye. Sería importante eliminar esta subvención logrando el cambio d
e matriz energética en los sectores que utilizan este combustible.

d. Caída de las transferencias al exterior y Menores ventas de divisas del BCB al sistema financiero

Los datos nos muestran que, entre los meses de marzo y junio del presente año, los envíos de divisas del BCB al exterior salieron a un promedio de 364millones de dólares, estos envíos bajaron en julio y agosto, tal que en agosto se transfirieron 66millones de dólares. Nos cuestionamos si esta disminución, tiene que ver con el destape de los “papeles de Panamá” y algunos temen ser descubiertos. Sea lo que fuere es importante que las divisas no disminuyan por transacciones que no favorecen a la economía boliviana.

e. Recuperación de los precios internacionales de las materias primas

Este aspecto es importante. En un marco histórico en el que la dependencia estructural sigue siendo uno de los aspectos que limita nuestra soberanía económica, el deterioro de los términos de intercambio, suele manifestarse permanentemente. En los periodos del ciclo económico mundial el hecho de que los precios se recuperen después de haber disminuido hasta tocar fondo, es importante que estos precios empiecen a recuperarse y que, por algún tiempo, haya la tendencia hacia un intercambio justo. Esto es lo que estaría aconteciendo en los últimos meses, los cual significa mejores ingresos por las exportaciones. La gráfica 3 ilustra esta recuperación de los productos que se exportan desde Bolivia:

Ver gráfico citado en el pdf del semanario aquí 

Hemos tocado algunos de los aspectos que muestran las posibilidades y oportunidades para un impulso hacia el fortalecimiento de nuestra economía. Aspectos que debieran ser suficientes para desalentar a los falsos discursos y las malagüeras opiniones de los cientistas de la dogmática economía tradicional, o lo que ellos mismos se autodenominan: “los kenchas”.

Leer el artículo aquí