El Estado boliviano pagará todos los tratamientos contra el cáncer

Tras el fallecimiento de Fernandito, el niño boliviano cuya madre había cruzado la frontera con cocaína para pagar su quimioterapia, el presidente Evo Morales anunció que el Gobierno se hará cargo por un año de todos los tratamientos de radioterapia de los enfermos con cáncer en el país. La medida se completa con la construcción de un albergue y una mayor capacitación para los médicos en el área oncológica, a partir de los incesantes reclamos de los pacientes que pedían equipamientos y medicinas.

“Hemos decidido con las hermanas, hermanos presentes, que el Gobierno se va a hacer cargo de hacer tratamiento gratuito por un año en radioterapia. Y se va a pagar al hospital Oncoservice e IBRO -sobre todo para acelerar este tratamiento- y desde mañana (hoy) he habilitado para que los compañeros, compañeras puedan hacer tratamiento gratuito”, anunció Morales. Aclaró que el tratamiento durará un año hasta tanto el Gobierno concluya con “nuestro propio hospital para el tratamiento”.

Desde hace meses, personas con cáncer demandaron la atención del Gobierno, porque no podían cubrir los gastos que exige el tratamiento contra la enfermedad. El reclamo tomó más fuerza por la triste historia de Fernandito, quien padecía cáncer terminal y había sido separado de su madre cuando salía del país hacia Argentina, donde fue detenida por tráfico de drogas.

El caso conmocionó a bolivianos y argentinos porque Fernandito, de 13 años, se deprimió por el encarcelamiento de su madre y abandonó el tratamiento. Fue entonces cuando la mujer reclamó un permiso judicial para viajar a Bolivia por “causas humanitarias”, aunque no fue respondido en el acto. Recién cuando la historia tomó estado público en el portal Infobae, su madre pudo viajar y ver por última vez a Fernandito, quien falleció hace dos días.