El escándalo de la “venta de sentencias” ya provocó la renuncia de seis jueces

La Corte Suprema de Justicia peruana atraviesa una grave crisis institucional luego de que se filtraran audios donde se escucha a los magistrados negociar las sentencias. «¿Qué es lo que quieren, que le bajen la pena o que lo declaren inocente?», se escucha a un juez en un caso de violación a una niña de 11 años. El escándalo salpicó a legisladores y hasta el propio ministro de Justicia que planeaba una reforma judicial. Ya son seis los jueces que renunciaron.

El poder judicial peruano enfrenta un escándalo por comprometedores audios de venta de sentencias que provocó esta semana las renuncias de los jefes de la Corte Suprema y del consejo encargado de designar a los jueces. «Dada la crisis institucional que atraviesa el Poder Judicial, presento mi renuncia irrevocable al cargo», afirmó en su carta de dimisión el presidente de la Corte Suprema, Duberlí Rodríguez, la víctima de mayor rango de este escándalo desatado hace once días.

También renunció ayer el presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Orlando Velásquez, quien había asumido el cargo hace apenas tres días, tras la dimisión de su antecesor. «Nos corresponde por dignidad dar un paso al costado», declaró Velásquez, que ya es el sexto integrante de la Corte en renunciar.

Mientras, el Congreso prepara una sesión extraordinaria convocada por el presidente Martín Vizcarra como primer paso de una profunda reforma judicial. En esta sesión, los legisladores debatirán el pedido de Vizcarra de destituir a todos los miembros del CNM, algunos de los cuales aparecen en estos audios de conversaciones telefónicas en los que se negocian las sentencias, y designar nuevos integrantes.

Sin embargo, la crisis se trasladó al propio Congreso peruano ya que hay un legislador cuestionado por ser mencionado en esos mismos audios. Hasta el ministro de Justicia encargado de la reforma judicial de Vizcarra, Salvador Heresi, también dimitió tras divulgarse la grabación de un diálogo suyo con un juez implicado en el escándalo.

La situación es un «déjà vu» de la historia peruana reciente, ya que la difusión de audios o videos grabados subrepticiamente provocaron la caída del presidente Alberto Fujimori en 2000, la renuncia del mandatario Pedro Pablo Kuczynski en marzo pasado y la suspensión hace un mes del legislador Kenji Fujimori (hijo del exgobernante).

Junto con Kenji Fujimori fueron suspendidos dos legisladores por tratar supuestamente de comprar votos para impedir la destitución de Kuczynski.

Los audios

En un audio se escucha al juez César Hinostroza hablar sobre un proceso por la violación de una niña de 11 años: «¿Qué es lo que quieren, que le bajen la pena o que lo declaren inocente?». Este mismo juez aparece en otra conversación con el ministro Heresi, que le costó el puesto al responsable de la cartera de Justicia.

Los audios fueron grabados legalmente por la policía en el marco de una investigación de la fiscalía por tráfico de drogas a una banda criminal del Callao, y divulgados por el portal de periodismo de investigación IDL-Reporteros y el programa de televisión Panorama.

El juez Ríos, el único detenido hasta ahora por el escándalo, en un audio dice: «Estoy pensando en 10 verdecitos», aludiendo aparentemente a un monto de miles de dólares a cambio de nombrar un fiscal.