El coronavirus complica el campeonato chileno de fútbol

El coronavirus se infiltró en las filas de dos equipos chilenos y contagió a varios miembros del equipo, lo que llevó a las autoridades sanitarias a suspender algunos partidos comprometiendo la agenda del torneo local. El caso más alarmante es el del equipo de Unión La Calera: tiene tres jugadores con covid positivo, seis probables y once contactos estrechos, lo cual llevó al Ministerio de Salud a ordenar la suspensión del partido que debía jugar este fin de semana ante O’Higgins.

“Esto es resultado de las investigaciones epidemiológicas que llevamos hasta este momento. Por otra parte, todas estas personas están bajo aislamiento y en buenas condiciones”, declaró Francisco Álvarez, representante del Ministerio de Salud en la región de Valparaíso, donde se encuentra la ciudad de La Calera.

El club reclamó no haber sido informado sobre los casos pero la decisión se apoya en las normas sanitarias dispuestas por el gobierno en caso de contagios en equipos de fútbol.

También fue suspendido el partido entre Universidad de Chile e Iquique, club en el que se detectaron tres casos positivos.

A estas suspensiones por el rebrote en los planteles profesionales, se suma la cancelación del juego entre Universidad Católica y Curicó Unido por el partido que la UC debe jugar el martes por cuartos de final de la Copa Sudamericana ante el argentino Vélez Sarsfield.