El Congreso interpelará a Chadwick mientras continúa la represión a los mapuches

En el marco de las masivas manifestaciones en el Palacio de la Moneda que reclaman Justicia al presidente Sebastián Piñera por el asesinato del mapuche Catrilanca, la Cámara de Diputados de Chile aprobó ayer la interpelación al ministerio del Interior Andrés Chadwick. El funcionario, cuya renuncia se pedía a gritos en el país, será indagado en el Congreso por su responsabilidad política en el homicidio del comunero tras la represión del “Comando Jungla”.

El 11 de diciembre Chadwick tendrá que sentarse en la silla de los acusados y el ministro deberá contestar preguntas que le hará la diputada socialista Emilia Nuyado, de origen mapuche.  Así lo señaló su compañero de banca Manuel Monsalve, quien destacó a los periodistas que “será un hecho histórico, ya que por primera vez el Estado de Chileserá interpelado por una diputada mapuche”.

El pedido de informe presentado por la oposición fue aprobado con 61 votos a favor y 65 en contra, ya que el mínimo para esto era un tercio de la sala (52). Monsalve detalló que la interpelación tiene cuatro objetivos: qué fue lo que ocurrió en el operativo que generó la muerte de Catrillanca, el modus operandis del ‘Comando Jungla’, la participación de las autoridades políticas previo, durante y después del hecho y las medidas tomadas en la región de La Araucanía.

El intendente (gobernador) de La Araucanía, Luis Mayol ya renunció al cargo la noche del martes, sin desdecirse de algunas declaraciones controvertidas, después que la oposición anunciara un juicio político en su contra. Para evitar las críticas, el intendente había asegurado que el comunero tenía antecedentes penales.

Mientras tanto, las protestas se replican en todo Chile, luego de que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) confirmara que las balas que ingresaron por la cabeza y la nuca de Catrilanga y que causaron la muerte coincide con un tipo de bala conocida como “encamisado de plomo”, que “corresponde al armamento utilizado por Carabineros de Chile”.

El asesinato del comunero mapuche Camilo durante un violento allanamiento realizado por policía militarizada ocurrió hace ocho días en Temucuicui y generó una ola de manifestaciones reclamando la renuncia del ministro. La primera versión oficial indicaba que los policías perseguían a tres individuos que minutos antes habían robado unos vehículos, aunque luego el mismo director de Carabineros lo desmintió.

El caso se investiga ahora como homicidio y las sospechas apuntan a cuatro carabineros que además de matar al comunero destruyeron imágenes del incidente captadas con una cámara que portaba uno de ellos. Los cuatro fueros dados de baja.

Piñera desplegó en los últimos días desproporcionados operativos de seguridad y reprimió todas las protestas, incluso hay denuncias que indican que en la última marcha en la Universidad de Concepción Carabineros baleó a una niña de 13 años.