El Congreso de Perú aprobó eliminar los fueros de los parlamentarios y el presidente

En una sesión virtual, los legisladores peruanos votaron la reforma constitucional que impulsaba el gobierno de Martín Vizcarra. La discusión se había empantanado y el Ejecutivo ya había anunciado que sometería el asunto a un referéndum en 2021.

“Pleno Virtual aprueba la reforma constitucional que elimina la inmunidad parlamentaria y reduce otras prerrogativas; alcanza al presidente de la República, ministros de Estado y otras altas autoridades“, indicó el Congreso en Twitter.

El presidente Martín Vizcarra había anunciado más temprano que en 2021 sometería a un referéndum su propuesta de reforma para eliminar la inmunidad parlamentaria, luego de que el Congreso rechazara aprobarla.

Tras el anuncio, el Congreso en una nueva sesión virtual aprobó -con 110 votos a favor, 13 en contra y 0 abstenciones- la reforma constitucional que elimina la inmunidad para los parlamentarios y altos funcionarios públicos, como presidente y ministros.

Con la nueva votación, el Congreso estableció también que el presidente puede ser acusado por delitos contra la administración pública cometidos durante su mandato o con anterioridad.

El presidente del Congreso, Manuel Merino, anunció luego que la reforma constitucional deberá ser ratificada en la siguiente legislatura, que empezará el lunes.

Vizcarra y su “cruzada contra la corrupción”

Más temprano, en un mensaje a la nación, Vizcarra había anunciado que sometería a  referéndum la reforma sobre la inmunidad parlamentaria. Que “el pueblo peruano, libre, democráticamente, en las urnas, decida si esta prerrogativa debe mantenerse o debe ser eliminada”, dijo.

El mandatario anunció que la consulta popular se realizaría durante las elecciones generales de 2021, cuando los peruanos elegirán presidente, congresistas y parlamentarios. “El Ejecutivo hará todo lo que esté a su alcance para no negarle al país de tener autoridades probas, comprometidas con el país y no con sus propios intereses”, aseveró Vizcarra.

Vizcarra lanzó su cruzada contra la corrupción en 2018, pocos meses después de asumir el poder en sustitución del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, forzado a renunciar por el fujimorismo.

Cuatro expresidentes peruanos, entre ellos Kuczynski, están salpicados por el escándalo de pagos ilegales a políticos por parte del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, lo mismo que la lideresa opositora Keiko Fujimori.

Tras recurrentes choques de poderes, Vizcarra disolvió el Congreso el pasado 30 de septiembre y convocó a nuevos comicios legislativos, efectuados el 26 de enero, en los que el fujimorismo recibió un voto castigo y pasó de su mayoría de 73 escaños (de un total de 130) a solo 15.