El Chapo Guzmán, camino a la cárcel donde cumplirá cadena perpetua

Condenado el miércoles a prisión perpetua por narcotráfico, lavado y conspiración para cometer asesinatos, Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera fue trasladado desde la cárcel de Nueva york a una prisión de máxima seguridad, donde pasará sus últimos días. Algunas versiones señalan que el destino de “El Chapo” es la prisión de «Alcatraz de las Rocosas», en Colorado.

Según el New York Post, “El Chapo” ya podría estar en la cárcel de máxima seguridad (Supermax) del estado de Colorado, una de las más seguras del mundo, unos 150 kilómetros al sur de Denver. Al momento de dictar la sentencia, el juez Brian Cogan había aclarado que la decisión sobre el sitio de reclusión del Chapo la iba a tomar a lo largo de 60 días.

Sin embargo, la abogada Mariel Colón aseguró que recibió la notificación de que su cliente se encontraba «en tránsito» y que había sido trasladado al aeropuerto, aunque no pudo certificar el paradero.

El Chapo, de 62 años, ya había sido declarado culpable en febrero por un jurado de los 10 cargos que enfrentó, incluida la participación en una empresa criminal continuada y los cargos de tráfico de drogas. El miércoles, Cogan recordó su «crueldad abrumadora» en una audiencia que duró menos de una hora, y dijo que lo sentenciaba a prisión de por vida más 30 años adicionales, como solicitaba el gobierno estadounidense.

En principio, Guzmán iba a pasar dos meses en el penal de máxima seguridad de Manhattan, donde no puede salir al exterior y que, según dijo el miércoles el capo, ha supuesto para él una «tortura» física y psicológica desde que llegó extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.

De acuerdo a los medios locales, fue traslado a la “Alcatraz de las Rocosas” , la prisión que tiene paredes de cemento y a prueba de sonido para evitar la comunicación con otros reos, algunas sin ventanas, donde los reclusos pasan 23 horas a solas, con contacto mínimo con personal del penal. Las tuberías de las unidades en que está dividida la prisión no transmiten sonidos.

A esta prisión son enviados aquellos que el sistema federal de prisiones declara como los más peligrosos, como líderes de pandillas violentas, terroristas, o presos que atacaron a otros prisioneros o a oficiales de seguridad de cárceles a través del país.

La cárcel alberga hasta 405 prisioneros y entre los que estuvieron allí figuró Timothy McVeigh, condenado a pena capital y ejecutado en 2001 por el atentado contra el edificio federal en Oklahoma, en 1995.

Están ahora José Padilla, de origen puertorriqueño, conocido como el «talibán boricua», por su apoyo a la red terrorista Al Qaeda; Mahmud Abouhalima, por el atentado contra las Torres Gemelas en el 1993; el asesino serial Michael Swango, y el «Unabomber» Ted Kaczynski, profesor de matemáticas que enviaba cartas bomba.