El caso de la niña de 11 años violada en Bolivia: la Justicia ordenó el traslado a un centro médico

Un tribunal de Bolivia ordenó que la niña de 11 años embarazada producto de una violación – que fue amenazada y amedrentada por integrantes de la Iglesia Católica para que no se practicara un aborto sea trasladada a un centro médico para que se le practique una “valoración integral”.

La niña, que permanecía en un centro de acogida de la Iglesia Católica desde la semana pasada, está embarazada de 22 semanas, fecha límite para acceder a la interrupción legal del embarazo en caso de violación, según la ley boliviana.

La decisión del Tribunal Departamental de Justicia de la capital boliviana, La Paz, llegó luego de que la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, presentara tres demandas para lograr la interrupción del embarazo de la niña, petición que había sido rechazada por la familia.

La resolución de la corte además establece la concesión “en parte” de la tutela solicitada por la Defensoría del Pueblo.

La Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Salud deben organizar un equipo médico “del más alto nivel” para una “valoración integral de la menor” y emitir una opinión científica para ser puesta en conocimiento “de quienes deban dar el consentimiento informado (para el aborto)”, dijo el tribunal.

Si bien la Defensoría del Pueblo “no puede pronunciarse respecto a que prosiga o no la interrupción legal del embarazo, sí va a disponer que se genere el informe médico a partir de la conformación de la comisión”, precisó el tribunal.

En un principio, la menor y su madre acudieron a una clínica para practicarse un aborto, pero cambiaron de parecer después de que la Iglesia les ofreció ayuda, algo que despertó la polémica en Bolivia.