El camino que llevó a identificar a uno de los 43 de Ayotzinapa

La Fiscalía General de México informó este martes que identificó los restos de Christian Alfonso Rodríguez, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en septiembre de 2014. La identificación fue primero realizada por la universidad austríaca de Innsbruck y ratificada por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Las nuevas diligencias en el caso Ayotzinapa dispuestas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador descubrieron restos humanos en la barranca La Carnicería, localizada a 800 metros del basurero de Cocula, donde, según la hoy cuestionada versión oficial de la administración anterior, fueron quemados los jóvenes

Seis restos fueron enviados para la extracción de ADN al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, en Austria, que a partir de una de las piezas logró identificar a Christian Alfonso Rodríguez. La conclusión fue luego ratificada por el análisis del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), especializado en identificación de restos a partir de la búsqueda de los desaparecidos por la dictadura argentina.

El EAAF, que desde octubre de 2014 actúa como perito independiente a pedido de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos, informó que ratifica el dictamen de la Universidad de Innsbruck tras realizar un estudio de genética complementario, con cálculos estadísticos adicionales sobre probabilidad de parentesco y genética poblacional. “El resultado obtenido por el EAAF arroja un porcentaje de parentesco superior al 99,99%, teniendo en cuenta las variables estadísticas aplicables a este caso”, informaron.

Según se precisó, “el resto óseo en cuestión corresponde a un hueso del pie derecho y fue hallado entre el 25 y 26 de noviembre de 2019. Fue recuperado junto con otros fragmentos óseos humanos como parte de una diligencia de búsqueda realizada por la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la FGR, dirigida por el maestro Omar Gómez Trejo”. El Equipo Argentino agregó que el hallazgo se produjo en la barranca La Carnicería, Ejido de Cocula. Allí se encontraron más de 100 fragmentos óseos no articulados dispersos en superficie en un radio aproximado de 200 metros”.

“Esperemos que éstas nuevas investigaciones continúen un proceso de verdad. El EAAF continuará trabajando en la investigación junto a las familias de los 43 estudiantes, sus representantes legales y la Unidad Especial para el Caso Ayotzinapa de la FGR”, expresó Mercedes Doretti, miembro fundadora y directora para Centro y Norte América del EAAF.

El final de la “verdad histórica”

Hace una semana, la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó la detención de 46 funcionarios del sureño estado de Guerrero por su presunta relación con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en una nueva etapa de la investigación que pretende tumbar la versión oficial del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Según la llamada “verdad histórica” impulsada por la gestión anterior, la noche del 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes de Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura.

Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el propio Equipo Argentino de Antropologia Forense contradijeron esa teoría y plantearon que que se trata de un caso relacionado con el tráfico de drogas en la región, por lo que el actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reabrió la investigación.

“Con esta nueva indagatoria se ha roto el pacto de impunidad y de silencio que rodeaba el caso Ayotzinapa”, estimó el fiscal especial para el caso, Omar Gómez Trejo.

Para el actual fiscal, desde octubre de 2014 y hasta enero de 2015, las entonces autoridades del Ministerio Público cerraron el caso con “la manipulación de la información, la tortura de los posibles responsables, y el control de una mentira, con su historia del basurero y el río San Juan”.

“Con esas acciones negaban a las familias el derecho a la verdad y a la justicia, les decían: dejen de buscar porque ya encontramos. Hoy les decimos ¡Esto no es así y nunca fue así!”, manifestó.