Ya no es obligatorio el barbijo al aire libre en Río de Janeiro

El estado brasileño Río de Janeiro dispuso que ya no será obligatorio el uso de barbijos al aire libre, ante al avance de la vacunación contra el coronavirus y por el bajo índce de transmisión que registran el los últimos meses. Las mascarillas, no obstante, se tendrán que seguir usando en espacios cerrados. 

“Vamos a flexibilizar el uso de máscaras en espacios abiertos y eso es motivo de celebración; después de más de un año y medio del decreto de calamidad pública en razón de la pandemia, esta medida representa una importante victoria para todos”, escribió el gobernador Claudio Castro en su cuenta de la red Twitter.

https://twitter.com/claudiocastroRJ/status/1453446083401682944 

Río se adelantó de esta manera a Brasilia, donde el tapabocas dejará de ser obligatorio en espacios externos desde el 3 de noviembre, y a San Pablo, donde la medida parece camino a ser adoptada pero sin fecha todavía.

A nivel ciudad, Río de Janeiro, la capital turística de Brasil, liberó el lunes 18 la ocupación máxima como en la época prepandemia de teatros, cines, shoppings, ferias y convenciones y otros ambientes cerrados, aunque con la obligatoriedad del uso de barbijo.

Desde agosto esos espacios venían funcionando con aforo del 70%, pero la decisión forma parte de una planificación de la llamada “ciudad maravillosa” de cara a la apertura total, con festejos de Año Nuevo y la preparación del Carnaval, considerado el evento masivo más importante del país.

Sí se exige el comprobante de vacunación para ingresar a algunos lugares como sitios turísticos, gimnasios o cines, aunque no en bares y restaurantes.

Más de 68.000 personas murieron por coronavirus en el estado de Río de Janeiro, que tiene una tasa de mortalidad de 394 por cada 100 mil habitantes, muy superior que la media nacional (288 por cada 100 mil habitantes).

Sin embargo, el número diario de muertes cayó drásticamente en las últimas semanas debido al avance de la inmunización en ese estado de 17,4 millones de habitantes.