El avance de la quinua

José Graziano Da Silva, director general de la Organización para la alimentación y la Agricultura (FAO), artífice del Programa Hambre Cero en Brasil, trazó un panorama sobre el crecimiento de la producción de quinua y de las ventajas que brinda, al término del año de este cereal.


Rumi Ceballos Flores – Diario La República (Perú)

“Después de un año, un tiempo muy corto, la quinua ya está presente en 70 países. Se empezó desde cinco países y estamos haciendo el experimento en 26 naciones africanas, en toda la región del Sahel y el cuerno del África, donde hay grave deficiencia de alimentos. Allí se hacen experimentos para ver la adaptabilidad de la quinua y qué variedad debe cultivarse en función de la temperatura, el suelo, altitud, entre otros”, dice Graziano da SIlva en una entrevista del Diario la República.
“Hay un informe de Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración) con la FAO (será dado a conocer en enero), y allí se ve que los precios de todos los cereales tuvieron un alza muy rápido entre el 2006 y el 2009 con la crisis del 2007, sobre todo los del arroz. Pasó lo mismo con la quinua y luego los precios se estabilizan, pero del 2012 al 2013 se observa un alza y de ese repunte nosotros somos los responsables”, explica.
No cree que la desaceleración del comercio mundial “pueda impactar a la quinua. La cantidad de producción es suficientemente pequeña, por ahora, para que sea afectado. Además, tiene un público, un nicho de mercado cautivo, por este momento. Al largo plazo, la quinua tiene un potencial en los países que tienen deficiencia alimentaria como el norte de África y la región andina. Yo he visto en Oruro un desierto verde que no existía antes, de 200 mil hectáreas de quinua. Eso me parece que llegó para quedarse. No se va a revertir”, comenta.

Leer artículo completo aquí