El asesinato de Giovanni López fue una ejecución extrajudicial, afirma la CEDHJ

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) publicó su informe sobre el homicidio ocurrido el 5 de mayo pasado cuando el albañil de 30 años estaba bajo custodia policial. Sostiene que “se está ante un caso de una ejecución extrajudicial” y que Govanni murió tras “ser golpeado de manera excesiva por los agentes de la policía municipal”. El caso desató fuertes protestas en todo México contra la violencia institucional.

Giovanni López fue arrestado el 4 de mayo en Los Olivos por efectivos de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos. La detención fue con el argumento de que cometía una falta administrativa, aparentemente no contar con un tapaboca, y por una presunta agresión contra los policías.

La familia asegura que tras la detención no supieron nada de Giovanni hasta el otro día, cuando en la comisaría les avisaron que el joven fue trasladado grave al Hospital Civil de Guadalajara, donde murió ese mismo díaDenunciaron que cuando el Servicio Médico Forense les entregó el cuerpo, constataron que había recibido múltiples golpes. Por la muerte fueron detenidos tres agentes policiales.

“Fue golpeado de manera excesiva”

“Se está ante un caso de una ejecución extrajudicial en la que se privó de la vida a Giovanni López, ya que su fallecimiento ocurrió cuando se encontraba bajo la custodia de elementos policiales y en instalaciones del gobierno municipal”, afirma el informe de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco.

Agrega que el hombre fue “fue golpeado de manera excesiva por parte de los agentes de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos al momento de detenerlo”. “Su muerte ocurrió bajo la custodia de los elementos de seguridad pública municipal y todo indica que su fallecimiento fue a consecuencia de las lesiones que sufrió y que aparecen en el parte médico”, completa.

La CEDHJ también sostiene que los golpes y lesiones fueron realizados “de manera consciente y desproporcionada”. “Al golpear en repetidas ocasiones al agraviado, los agentes policiales generaron actos de tortura, violando su derecho a la integridad personal”, abunda el texto.

El caso de Giovanni López y otros de brutalidad policial que salieron a la luz en los últimos días provocaron una ola de protestas en varias ciudades del país, como Guadalajara y Ciudad de México.

Otro caso de gatillo fácil

El caos más reciente que estremeció a la opinión pública mexicana fue el asesinato de un joven de 16 años a manos de la policía de un municipio del sureño estado de Oaxaca.

De acuerdo con informes policiales, la noche del 9 de junio de 2020 el adolescente de nombre Alexander fue confundido con un delincuente por policías municipales de Acatlán de Pérez Figueroa, quienes dispararon contra él y sus tres acompañantes, ocasionando que el joven perdiera la vida en el lugar y uno más quedara lesionado de gravedad.

Tras darse a conocer los hechos por parte de la madre del joven, las redes sociales se unieron con la etiqueta #JusticiaParaAlexander para exigir el esclarecimiento del caso.