Ecuador tocó fondo: Lenín Moreno le abrió la puerta al FMI

Mientras los sindicatos y movimientos sociales ecuatorianos reclaman en las calles la renuncia del presidente con un paro general, Lenín Moreno recurre de apuro al Fondo Monetario Internacional para pedirle un préstamo financiero. Si bien ambas partes evitaron hablar de cifras por el momento, la entidad que preside Christine Lagarde confirmó la “profundización de las conversaciones”.

«Las autoridades ecuatorianas y el FMI acordaron profundizar el diálogo con el objetivo de trabajar hacia un posible acuerdo financiero respaldado por el FMI como socio estratégico», indicó Gerry Rice, portavoz del organismo en un comunicado. Según develó, ya enviaron a Quito un equipo del Fondo para “continuar este diálogo e identificar cómo el FMI puede apoyar el plan de política del Gobierno”. Aunque Rice evitó ofrecer cifras, los analistas consideran que el monto del programa de asistencia podría rondar los 8.000 millones de dólares.

Según puntualizó el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, se analizan dos tipos de acuerdos con el Fondo: el Stand By, como el que recibió Argentina a cambio de un mayor ajuste y de la implementación de reformas conservadoras, y el Extended Fund Facility, que aprueba el organismo cuando «el país enfrenta graves problemas de balanza de pagos a mediano plazo», según explica la página del FMI.

A finales de enero, Martínez, había destacado que el país había «reconstruido» su relación con el organismo financiero internacional tras la llegada al poder del presidente Moreno en 2017 y estaba ya en conversaciones para encontrar una «solución sólida» sobre sus necesidades de financiación.

El polémico anuncio se da en el marco de las masivas protestas que tomaron las calles de quito contra las medidas conservadoras que tomó Moreno desde su asunción, radicalmente distintas a las pregonadas durante la campaña presidencial junto al partido Alianza País, fundado por el expresidente progresista Rafael Correa, quien fuera compañero suyo en el Ejecutivo durante su último gobierno desde 2007 al 2013.

Desde que asumió el poder, Moreno implementó una serie de “paquetazos económicos” que provocaron un fuerte decrecimiento económico que ubica a Ecuador -según estimaciones del propio Fondo Monetario Internacional (FMI)- como la segunda economía con el riesgo más elevado de la región. El organismo constató en octubre el frenazo de la economía ecuatoriana al rebajar sus previsiones de crecimiento hasta el 1,1 % en 2018 y al 0,7 % para 2019.

La más reciente medida de Moreno, que enardeció a los ecuatorianos, fue el llamado “gasolinazo” o “Paquetazo de la Navidad” que impactó negativamente en las personas que utilizan vehículos particulares como medio de transporte para ir a sus trabajos y realizar sus actividades diarias.