Ecuador suspendió el inicio de las clases presenciales por pico de contagio

En medio de un pico de contagios sin precedentes, Ecuador decidió postergar por una semana el regreso a clases presenciales, decisión que quedó plasmada en una disposición de su Comité de Operaciones de Emergencia (COE) que declaró en alerta roja a 193 de sus 221 cantones, incluidos los que corresponden a Quito y Guayaquil.

El COE sesionó en la capital ecuatoriana y dictó nuevas disposiciones ante un aumento de contagios, a partir de un análisis presentado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) que mostró el marcado aumento en la atención de hospitales.

El 56% de las camas de internación de la red pública está ocupada, y hay un nivel de ocupación de camas UCI (cuidados intensivos) del 84%.

El informe sostiene además que entre el 60% y 70% de quienes llegan a cuidados intensivos no tienen el esquema completo de vacunación.

Aumento de casos en niños

El viceministro de Gobernanza, José Ruales, mostró su preocupación por el incremento de casos en niños menores de 12 años, a partir de que en las últimas dos semanas 47 chicos y chicas entraron a hospitales públicos y 10 a las unidades pediátricas de cuidados intensivos.

Por eso, el COE Nacional acogió la recomendación de salud y de la cartera de Educación y suspendió el regreso a clases presenciales, que estaba previsto para mañana.

Las nuevas medidas

La postergación se hará bajo estas disposiciones: 

  • Suspensión total de clases presenciales en 193 cantones, catalogados como de alto riesgo de contagio o en semáforo rojo.
  • Clases semi-presenciales en 26 cantones catalogados en semáforo amarillo, pero con medidas de bioseguridad y esquema completo de vacunación.
  • Clases presenciales y actividades extracurriculares solo en dos cantones que tienen semáforo verde.

Las medidas se revisarán el viernes 21, en una reunión del COE Nacional y según el avance de la pandemia. El presidente del COE Nacional, Juan Zapata, hizo un llamado a descongestionar los servicios públicos y centros comerciales, para contener los contagios comunitarios.

«Hemos tenido un incremento sostenido de casos; esta semana fue de 300% y ya hay reportes de listas de espera en los hospitales», señaló Zapata.

En la segunda semana de enero de 2022 se reportaron 42.000 contagiados, una cifra tres veces mayor a la presentada en diciembre. La mayoría de los casos está en Guayas, la provincia más golpeada por la pandemia.

El ministro Ruales advirtió que se espera una semana crítica y por eso hizo suya la recomendación de «evitar la presión y congestión hospitalaria».