Ecuador podría avanzar hacia una consulta popular sobre la dolarización

El Gobierno de Ecuador buscará antes de fin de año una consulta popular para que la ciudadanía se pronuncie sobre lo que llama “el fortalecimiento de la dolarización”, que significaría darle a ese sistema rango constitucional. “Yo creo que todos los ecuatorianos quieren fortalecer la dolarización; es bueno que en una consulta popular se eleve a nivel constitucional la dolarización”, destacó el presidente Guillermo Lasso.

El mandatario dijo que “la consulta es sí o sí”, porque existen varios temas que el Ejecutivo quiere poner a consideración de la población y porque recela de las demoras y les negativas de la Asamblea Legislativa a alguna de sus iniciativas.

En una entrevista con el canal RTS, Lasso advirtió que “si no hay aprobación de las leyes en la Asamblea Nacional iremos a consultarle al pueblo directamente, para que el pueblo decida su futuro”.

Las amenazas del presidente contra la Asamblea Nacional

Dijo que aspira a “no tener obstáculos” en el legislativo, pero que si los tiene “bueno, habrá que ir a una consulta popular”, y hasta advirtió sobre su facultad de disponer la llamada “muerte cruzada”, aunque aclaró: “No digo que vaya a hacerlo, pero existe ese camino”.

La “muerte cruzada” es un mecanismo por el que el Ejecutivo puede disolver el Congreso para que un nuevo llamado a elecciones defina un nuevo presidente y otro Parlamento, con chance del mandatario de volver a presentarse.

Qué se votaría en el plebiscito

Lasso adelantó dos temas que serían sometidos a una consulta: el futuro del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social y la dolarización.

El Consejo es un cuerpo autónomo que tiene incidencia directa en la designación de las autoridades de control del Estado.

Sobre la dolarización –que Ecuador oficializó en enero del 2000 y que hizo que el dólar sea la moneda oficial del país-, Lasso ya pedía en 2014 que se le diera rango constitucional, para que no quedara a mercede de los vaivenes políticos.

Sobre la correlación de fuerzas en la Asamblea, Lasso dijo que no se cierra la puerta al diálogo a las distintas bancadas, sino que, por el contrario, “en cada tema hay que ir avanzando, hablando, conversando con todos”. “No hay que negarse hablar ni con la Izquierda Democrática (ID), ni con Pachakutik, ni con el Partido Social Cristiano, ni con (la correista) UNES… Somos ecuatorianos y yo espero y tengo esperanza y fe que los asambleístas actuarán con patriotismo”, afirmó.

En esa línea, dijo que uno de los objetivos, como parte de la reactivación económica y generación de empleo, será la aprobación este año de la Ley de Creación de Oportunidades, para amparar a quienes “hoy están desempleados”