Ecuador plantará 100.000 árboles en el Amazonas para luchar contra la deforestación

Ecuador inició una campaña en cuatro provincias del Amazonas para plantar 100.000 árboles de especies autóctonas y así preservar los bosques del pulmón del planeta, que atraviesa uno de sus peores momentos en medio de la pandemia de coronavirus. La deforestación arrasó tan solo en 2020 2,3 millones de hectáreas de selva, una superficie más grande incluso que toda la extensión de El Salvador. 

La campaña ecuatoriana busca sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de la preservación de los bosques por su contribución al ambiente, a la salud y la mitigación de los efectos del cambio climático.

Se trata de la iniciativa “Juntos por la Tierra”, impulsada en el marco de las acciones de conservación y restauración de los bosques del programa gubernamental PROAmazonía, además de la cartera ambiental y el Ministerio de Agricultura y Ganadería, y cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las especies maderables y no maderables que se sembrarán son nativas de la Amazonía, como el cedro, balsa, chonta, morete, guadua, batea, guanábana, ajo de monte y caoba, entre otras.

“Es grato poder sumarnos a esta campaña para conservar la tierra y sus recursos, y al mismo tiempo salvaguardar la vida”, manifestó en la inauguración de la campaña el ministro del Ambiente, Marcelo Mata, quien remarcó la importancia del “aporte de la comunidad” para la buena marcha de este tipo de proyectos.

El plan se lleva a cabo en las provincias ecuatorianas orientales de Napo, Pastaza, Sucumbíos y Orellana, en estrecha coordinación con las comunidades indígenas locales, y tiene la colaboración de tres socios estratégicos: fundación Altrópico, HIVOS y el Gobierno Autónomo Descentralizado de Cascales, provincia de Sucumbíos.

Qué es “Juntos por la Tierra”

“Juntos por la Tierra” fue fundado en 2019 por el actor y ambientalista ecuatoriano Roberto Manrique, con el objetivo de contribuir a la conservación del país mediante el combate a la crisis climática.

Manrique realizó entonces un recorrido de 6.986 kilómetros, en los que plantó 33.494 árboles para sensibilizar a la población sobre la protección del medioambiente.

“Es satisfactorio tener una alianza con el sector público, privado, entre otros, además de la población, para salir adelante con el deseo y motivación de sembrar corazones, porque un árbol hace una gran diferencia, ni se diga 100.000”, manifestó el actor en el evento de lanzamiento del proyecto.

Por qué es importante que se planten árboles

Ecuador comprende una porción diminuta de la Amazonía, apenas un 3,0 % del total, pero su importancia radica en que es considerada por los especialistas como la región más biodiversa de la cuenca.

Esta región está compuesta por 6 de las 24 provincias del país, que ocupan alrededor del 40 % del territorio nacional, y en más de la mitad de ellas se desarrollan prácticas extractivas, lo que provoca deforestación y claros para monocultivos.

Los últimos datos estimados por el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), que vigila el avance de la deforestación a través de imágenes por satélite, revelaron o un aumento en la virulencia de la deforestación en coincidencia con la emergencia sanitaria, hasta hacer de 2020 el tercer peor año de la historia.

Lejos del foco mundial que ocupó la Amazonía con los incendios registrados en 2019, el año 2020 fue mucho más dramático con un aumento del 17 % sobre el ejercicio anterior, causado sobre todo por incendios forestales mucho más graves que no tuvieron esta vez la atención de la comunidad internacional.

Ese recrudecimiento llevó a Bolivia, Ecuador y Perú a romper el año pasado sus récords de deforestación, mientras que Colombia y Brasil presentaron el segundo y el sexto peor registro anual de toda su historia, respectivamente.