Ecuador pide solución pacífica y elecciones para Venezuela

De cara la reunión del grupo de contacto internacional sobre Venezuela que se reunirá en Montevideo esta semana, el canciller de Ecuador adelantó que la posición de su país será buscar una solución pacífica que incluya el llamado a elecciones «con amplias garantías» en la que puedan votar incluso los venezolanos que residan en el exterior.

«La crisis venezolana debe ser resuelta por los venezolanos por medios pacíficos y democráticos, lo que implica la celebración de elecciones con amplias garantías de participación para todos los actores políticos, inclusive aquellos que se encuentran fuera del país», señaló el canciller José Valencia.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana agregó que su país mantiene el «compromiso de trabajar con todos los países de la comunidad internacional y regional» para «facilitar una pronta normalización democrática en Venezuela», que vive un conflicto político entre el opositor Juan Guaidó y el mandatario Nicolás Maduro.

Guaidó se autoproclamó presidente interino el 23 de enero luego de que el Parlamento de mayoría opositora declarara a Maduro «usurpador» por haber sido reelegido en unas elecciones fuertemente cuestionadas por la oposición.

La reunión convocada por Uruguay y la Unión Europea se realizará el próximo 7 de febrero en Montevideo. Participarán del encuentro Alemania, España, Francia, Italia, Portugal, Holanda, Reino Unido, Suecia, México, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y el anfitrión Uruguay.

Ecuador es junto a Colombia y Perú uno de los principales receptores de migrantes venezolanos que huyen de la crisis política y económica, la escasez de alimentos y medicinas y la hiperinflación que atraviesa su país.

En 2018, un millón de venezolanos -la mayoría en tránsito hacia otros países- ingresaron a Ecuador. De acuerdo con Valencia, 250.000 migrantes de Venezuela viven en territorio ecuatoriano y de ellos al menos 100.000 han regularizado su situación migratoria.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que al menos 2,3 millones de venezolanos huyeron de su país desde 2015, lo que considera el mayor éxodo de la historia reciente de América Latina