Ecuador anunció su salida del bloque integracionista ALBA

El gobierno de Lenín Moreno anunció este jueves su retiro del grupo ALBA tras expresar su “frustración” con el gobierno de Nicolás Maduro por la “falta de voluntad” para solucionar la crisis interna que ha obligado a migrar a cientos de miles de venezolanos. Según adujo el canciller José Valencia, la decisión de salir del organismo busca “ratificar los principios de autonomía frente a las decisiones de este grupo”.

“Quito anuncia que no continuará su participación dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)”, señaló en rueda de prensa el canciller José Valencia. Con esta decisión, el gobierno de Moreno siguió marcando distancia con su antecesor y ahora rival político Rafael Correa (2007-2017). Con la salida de Ecuador, el ALBA queda conformada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela.

Valencia fue más allá y aclaró ayer que Ecuador tampoco se integrará “a otros grupos de Estados que no propicien soluciones constructivas” para la crisis en Venezuela. El canciller hizo el anuncio tras afirmar que el gobierno “está frustrado por la falta de voluntad política” del gobierno de Maduro “para abrir las puertas a una solución democrática” a su enfrentamiento con las fuerzas opositoras, en medio de la postración económica del país con mayores reservas del petróleo en el mundo.

“Solo una estabilidad democrática en Venezuela producirá una estabilidad económica que evite la continuación del éxodo masivo de sus ciudadanos. Obrar de otro modo es impulsar a la migración generalizada y poner en riesgo derechos humanos básicos como a la salud, la educación y la alimentación de su pueblo”, señaló el comunicado emitido por la cancillería. Allí se aclaró también que la “masiva migración de personas desde Venezuela es un problema que no solo puede ser encarado por un país individualmente”.

El ALBA nació como un mecanismo para la cooperación de los países de América Latina y el Caribe basado en la solidaridad y en la complementariedad de las economías nacionales, como alternativa al área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada por Estados Unidos. Ecuador formalizó su adhesión al mecanismo en junio de 2009.

Si bien Correa no se pronunció al respecto todavía, compartió en su Twitter el mensaje de una usuaria que repudió la salida de Ecuador. “Ahora nos sacan del ALBA. El entreguismo de este gobierno no tiene límites. ¿Quién define lo que son “situaciones constructivas”? ¿Los EEUU? ¿Por qué al menos no tienen la decencia de ser honestos y decirnos claramente lo que hacen? Esto es de todo menos democracia”, había señalado la mujer que retwitteó el ex mandatario.