Duro informe contra Bolsonaro: lo acusan de 9 delitos por su gestión de la pandemia

Luego de ser acusado bajo la figura de nueve delitos penales por su gestión de la pandemia, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que ni él ni su gobierno tienen la “culpa de nada” de todo lo señalado ya que siempre “hizo lo correcto”. La Comisión Parlamentaria Investigadora (CPI) brasileña presentó un informe en donde se lo acusa al mandatario de exponer “deliberadamente a la población al riesgo concreto de infección en masa” durante la pandemia de covid-19, que dejó más de 600.000 muertos en ese país.   

“Sería bueno que la CPI hubiese hecho algo productivo para nuestro país. Pero ocuparon el tiempo de nuestro ministro de Salud, de funcionarios públicos, de personas humildes y empresarios, y no produjeron nada salvo odio y rencor entre algunos de nosotros”, respondió el mandatario luego de conocer los resultados de la investigación.

Bolsonaro, que en más de una oportunidad se encargó de minimizar la pandemia, llamó “gripecita” al nuevo coronavirus, se opuso a las medidas de cuidado y se negó a recibir la vacuna, justificó su accionar y negó todos los cargos. “Sabemos que no tenemos culpa de absolutamente nada. Sabemos que hicimos lo correcto desde el principio”, añadió.

Qué dice el informe de la CPI

La CPI investigó durante seis meses la gestión oficial de la pandemia que dejó más de 600.000 muertos en Brasil, el segundo país más enlutado después de Estados Unidos. 

El relator presentó su informe final, en el que concluyó que el gobierno federal expuso “deliberadamente a la población al riesgo concreto de infección en masa”, por lo que pidió la inculpación de Bolsonaro, y de otras 67 personas, incluyendo varios ministros y exministros y tres de los hijos del mandatario.  

Entre los delitos atribuidos al mandatario figuran crímenes contra la humanidad, delito por favorecer una epidemia que resultó en muerte y diseminación de informaciones falsas sobre el virus.

La CPI no tiene el poder de hacer denuncias formales, pero el informe será enviado a diferentes órganos que pueden proseguir las investigaciones y formular cargos, como la Fiscalía General o una corte internacional.  

Además de un “deliberado atraso” en la compra de vacunas, “se comprobó la existencia de un gabinete paralelo de Salud (conformado por médicos negacionistas que asesoraban al gobierno), la intención de inmunizar la población mediante el contagio natural, se dio prioridad a un tratamiento precoz sin amparo científico y se desestimularon las medidas no farmacológicas”, como uso de mascarilla y distanciamiento, indicó el senador opositor Renan Calheiros, responsable de la elaboración del informe.

Cuáles son los delitos, uno por uno

Según el informe, Bolsonaro fue acusado de: 

  • Epidemia con resultado de muerte 
  • Infracción de medidas sanitarias preventivas 
  • Empleo irregular de fondos públicos 
  • Incitación al delito
  • Falsificación de documentos privados 
  • Curanderismo
  • Crimen de prevaricato
  • Crimen de lesa humanidad 
  • Delito de responsabilidad

Estos delitos suman 78 años de prisión en promedio, apuntó por su parte Randolfe Rodrigues, vicepresidente de la comisión

El informe también denuncia  la creación de un gabinete paralelo del presidente con médicos negacionistas que distribuían remedios sin eficacia para evitar los confinamientos y alentar a la población a salir a las calles, conclusiones surgidas después de cinco meses de funcionamiento de la comisión parlamentaria que citó más de 50 testigos.

Los cargos deberán ser votados por el resto de la comisión el próximo 26 de octubre y elevados tras ser aprobados al fiscal general, Augusto Aras, al Supremo Tribunal Federal y, en el caso del delito de crimen contra la humanidad, al Tribunal Penal Internacional de la ONU de La Haya.

“El Presidente de la República alentó reiteradamente a la población a no seguir la política de distanciamiento social, se opuso reiteradamente al uso de mascarillas, convocó, promovió y participó en aglomeraciones y buscó descalificar las vacunas contra la Covid-19″, escribió Calheiros en el informe de casi 1.800 páginas.