Dos muertes por difteria encienden las alarmas sanitarias en Perú

En plena pandemia del coronavirus, que convirtió a Perú en el país con la tasa más alta de fallecidos a nivel mundial, una nueva amenaza sanitaria preocupa al país. Al menos dos personas murieron ya por un brote de difteria, una enfermedad que no aparecía en Perú hacía veinte años.  Los expertos atribuyen la reaparición de la difteria a la baja de vacunación que se registró este año por la pandemia. 

El Ministerio de Salud (Minsa) declaró ya la alerta epidemiológica a nivel nacional ante dos nuevos casos en dos barrios populosos de Lima.  “El riesgo es alto, y es por eso que hace bien el ministerio en dar la alerta primero y, segundo, hacer el barrido, que es ir casa por casa”, explicó el doctor Raúl Urquizo, exdecano del Colegio Médico de Lima. 

En ese sentido, el viceministro de Salud Pública, Luis Suárez, confirmó que la medida se tomó luego de que este miércoles falleciera una paciente de 69 años que presentaba una enfermedad preexistente, además de la bacteria que causa la difteria.

De esa manera, son dos las personas fallecidas en Lima, ya que el pasado 30 de octubre murió una niña de 5 años que se había convertido en el primer caso de difteria en el país en 20 años.

La cartera de salud identificó a los contactos de las pacientes y acudió a las viviendas de sus familiares, en los distritos populosos de San Martín de Porres y La Victoria, para dar tratamiento profiláctico con antibióticos, tomarles pruebas y vacunarlos.

En ese proceso de control, los equipos médicos detectaron que tres familiares directos de la niña fallecida también tienen la enfermedad, aunque señalaron que se encuentran estables y no requieren la administración de la antitoxina diftérica.

Se ordenó, además, una “vacunación de bloqueo” a todas las personas que no se habían inmunizado contra la difteria en las zonas aledañas a las viviendas de las pacientes que murieron.

El problema de la falta de vacunación

El experto Urquizo, quien además es médico pediatra, explicó que la cobertura nivel nacional de vacunación en Perú “ha disminuido significativamente” este año y aún “no llega ni al 50 % a pesar de las campañas” de difusión que se realizaron en las últimas semanas.

“El riesgo es que van a comenzar a aparecer nuevamente enfermedades como la difteria”, reiteró antes de señalar que también se registraron dos casos de tétano. Además, advirtió que podrían verse casos de sarampión o de rubeola congénita, otras enfermedades que ya se habían erradicado del país.

Para atender la urgencia sanitaria, el Minsa lanzó este jueves y viernes una campaña de “vacunación de barrido” en el distrito de La Victoria, en la que se espera inmunizar a unas 80.000 personas. 

A la par, el Instituto Nacional de Salud (INS) está desarrollando un estudio de “genotipificación” para establecer si la bacteria está emparentada con alguna que existe en otros países que registran esta enfermedad activa.

Qué es la difteria

La difteria es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Corynebacterium diphtheria, que suele afectar principalmente las membranas mucosas de la nariz, la garganta, las vías respiratorias superiores y, en algunos casos, la piel.

Esta bacteria produce una toxina que hace que una membrana de tejido muerto se acumule sobre la garganta y las amígdalas, y esto pude provocar dificultades para respirar y tragar.

En casos graves, puede provocar miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) o inflamación de los nervios periféricos. Tiene un índice de mortalidad de entre el 5% y 10%, y la tasa más alta se da en niños pequeños.

El tratamiento incluye el uso de antibióticos y una antitoxina que neutraliza la toxina diftérica.