Dos detenidos por el asesinato de Marielle Franco

Las autoridades brasileñas detuvieron a un expolicía y un exbombero sospechosos de haber participado en el asesinato de la concejala Marielle Franco, asesinada a balazos el pasado 14 de marzo. Franco era reconocida por su lucha por los derechos de las mujeres y de las minorías y por denunciar la violencia policial instalada en las favelas.

Según informó la Policía Civil de Río de Janeiro, los detenidos fueron arrestados por la información que brindó un testigo protegido, quien acusó a los mismos hombres como los autores de otros dos asesinatos más.

Los detenidos fueron identificados como Alan Nogueira, un ex policía militar conocido como “Cachorro Loco”, y Luiz Cláudio Barbosa, exbombero.

Según trascendió, los dos hombres habrían estado dentro del coche desde el cual se efectuaron los disparos contra la concejala. Ambos eran miembros de la milicia comandada por Orlando Oliveira de Araújo, detenido desde finales de 2017 e investigado por el caso. “Es prematuro decir si estaban en el coche, pero fue apuntado que de alguna manera habían participado en el caso”, señaló el comisario a cargo de la investigación.

Marielle Franco era concejal negra por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), tenía 38 años y era reconocida por su lucha por los derechos humanos y contra la violencia policial. Había sido nombrada como relatora para controlar la intervención militar decretada por el presidente Temer, rol desde el que denunció el actuar de las operaciones policiales. Fue asesinada a balazos el 14 de marzo, en el centro de Río de Janeiro cuando regresaba de un acto político.

En el mismo episodio, que generó multitudinarias manifestaciones a lo largo de Brasil y que conmocionó al mundo, también fue asesinado el conductor del vehículo en el que se trasladaba Franco, Anderson Gomes.

Más de cuatro meses después del brutal crimen, la falta de resultado en las investigaciones llevó a organizaciones de defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional a pedir que una instancia “independiente” garantice el avance de las investigaciones.

El ministro de Seguridad, Raul Jungmann, afirmó que las milicias parapoliciales estarían detrás del crimen de la concejala, que con su lucha amenazaba los intereses de esos grupos que aterrorizan y extorsionan a habitantes de las zonas más humildes de Río. El concejal de Río Marcello Siciliano también está siendo investigado por el caso, aunque niega categóricamente cualquier participación en los hechos.

Franco era una firme defensora de minorías, en particular de las mujeres negras y de la comunidad LGBT, y una aguerrida crítica de las violencias policiales en las favelas, donde ella creció.