“Dos años es demasiado tiempo”, Amnistía volvió a reclamar justicia por Marielle

Al cumplir dos años del asesinato de la concejala Marielle Franco, que fue acribillada junto a su chofer en Río de Janeiro cuando regresaba en su vehículo de una actividad política, desde Amnistía Internacional volvieron a reclamar la resolución urgente del caso. “El crimen sigue sin resolverse y se convirtió en un ejemplo de la impunidad de la violencia contra los defensores y defensoras de los derechos humanos en Brasil”, manifestaron.

El crimen ocurrió el 14 de marzo de 2018. Junto a Marielle fue asesinado Anderson Gomes, el conductor del auto. “Dos años son demasiado tiempo de espera. La falta de resultados sólidos a la hora de determinar quién ordenó el asesinato o aclarar las circunstancias en que se cometió demuestra que todavía se puede matar a defensores y defensoras de los derechos humanos en Brasil y que estos crímenes quedan impunes”, señaló Jurema Werneck, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Brasil.

Según detallaron desde el organismo, América Latina sigue siendo la región más peligros para los defensores de los derechos humanos. “Brasil aún tiene la oportunidad de intentar cambiar esto y llevar el mensaje a la comunidad internacional de que no tolerará la impunidad. Desde las familias de las víctimas hasta la sociedad local e internacional tienen derecho a saber qué avances hubo en la investigación”, agregó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

El estado actual de la investigación

La detención preventiva, el 12 de marzo de 2019, de dos hombres acusados de matar a Marielle y a Anderson fue un importante avance en la investigación, pero aún sigue sin aclarase quién ordenó el homicidio y por qué.

El 13 de marzo de 2019, Amnistía Internacional y la familia de Marielle Franco se reunieron con el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y con el fiscal general del estado, Eduardo Gussem, quienes prometieron avanzar en la investigación de los homicidios hasta resolverlos, así como garantizar que se haga con rapidez, independencia y transparencia. 

Desde Amnistía remarcaron que esto último, sin embargo, no está ocurriendo. El año pasado, por ejemplo, circuló información falsa y/o dudosa sobre la posibilidad de que las autoridades estuvieran involucradas.

“No podemos dejar de rogar, luchar y pedir justicia para Marielle, quien se esforzaba por mejorar la vida de la gente. Ni podemos tampoco quedarnos de brazos cruzados, sin acudir a las autoridades pertinentes ni ir a ningún sitio a pedir justicia e intentar descubrir quién ordenó el homicidio de Marielle Franco y por qué. Vamos a seguir adelante con todo el apoyo que venimos recibiendo del mundo entero, porque Marielle es ya un símbolo de resistencia para todas las personas, en especial para las mujeres”, afirmó Marinete da Silva, madre de Marielle Franco.

Monica Benicio, la viuda de la concejala asesinada también se manifestó en contra de la impunidad que lleva el asesinato de Marielle. “El mensaje que el Estado brasileño está transmitiendo al mundo es que unas vidas valen más que otras y que lo ocurrido puede volver a producirse, porque hay impunidad para quienes matan a una mujer negra y LGBTI de origen humilde. ¿Cuántas más Marielle deben morir en Brasil?”, aseguró.